UA101349465-1

diegomartinfnac_g

Diego Martín presenta Con los pies en el Cielo.

Por Sandro Maciá.

Una bocanada de aire fresco. Una gran e intensa bocanada de aire fresco. Eso fue lo que inundó el hall de los conocidos almacenes Fnac Boulevard de Alicante cuando, el pasado 22 de septiembre, las paredes del amplio y abovedado lugar se impregnaron de la más bonita de las energías habidas y por haber: la que nace para ser compartida a ritmo de música, la que crece en cada suspiro de admiración hacia el “culpable” de que allí no hubiera una silla sin ocupar, la que se crea cuando un artista es querido allende su tierra… En definitiva, la que se pudo respirar y casi tocar con motivo del showcase que ofreció Diego Martín para presentar Con los pies en el Cielo (Sony Music, 2016).

Gracias a esta visita, el joven artista, ahora inmerso en una larga e intensa gira que le llevará a casi la totalidad del territorio nacional para dar a conocer su nuevo trabajo, pudo volver a traer esa brisa mediterránea a las aún calurosas tardes de la ciudad de La Rambla y La Explanada, compartiendo con los allí presentes una selección de temas que, si ya parecían apetitosos impresos en el tracklist sobre la carátula del cd, aún resultaron ser más dulces y atractivos cuando cobraron vida en directo.

Bueno, vida ¡y pasión! Pues desde el principio hasta el final, el que ya saltara a la fama con su inconfundible Déjame verte –interpretada junto a Raquel del Rosario (El sueño de Morfeo)- reivindicó con energía y simpatía su actitud y sus ganas de volver a regenerar el panorama de la canción pop melódica con cada una de las ramas del árbol recién plantado, es decir, con cada una de las razones que dan sentido a Con los pies en el cielo. Es el caso de la pegadiza Desde que la vi pasar, un canto al amor que rompió el hielo en este encuentro para dar paso a temas como Pero existes y existo –de corte más pop-rock-, Yo, que lo hice por cantar –single del disco, ya bien sabido por todo amante de la radio- o la creciente Eres –de suave inicio y progresivo desarrollo, de sigiloso comienzo y explosivo estribillo-.

De esta forma, con un repertorio formado por otras nuevas composiciones y por algunos de sus ya conocidos hits, Diego Martín supo dar una fehaciente muestra de qué podemos encontrar en su quinto Lp, un álbum que nace tras tres años de dedicación única y exclusiva a su piano y guitarra y que ya cuenta con un video que, bajo la producción de Phileas Productions (con el apoyo de Coca-Cola) y con Begoña Maestre (El ministerio del Tiempo, El Chiringuito de Pepe, Sin Identidad, Amar en Tiempos Revueltos, Hospital Central…) como co-protagonista, ilustra a través de paradisíacas playas cántabras la esencia de su primer single.

¡Ey! Y hay más, pues el que resultó ser ganador de un disco de oro por Vivir no es sólo respirar (2005), ha tenido tiempo en estos últimos meses de alternar su faceta compositiva y vocal con la grabación de la serie El Incidente junto a la actriz Bárbara Lennie.

Share This