UA101349465-1

elmanantial_g

La oscuridad del paraíso

Por Vanessa Díez.

El paraíso está maldito. No pensabas que cumplir su sueño iba a desencadenar una serie de hechos catastróficos que te harían llegar al borde de la locura. Sin él, sin ella, sin ellos. Nadie que te acompañe por la senda de la rabia, de la pena y la culpa. La oscuridad de la duda, al no recordar, al no saber si tu propia mente te engaña y te esconde algún pecado cometido. No sabes si los demás te mienten, pero todo parece indicar que tú fuiste la mano que condujo al inocente sobre las aguas y nadie parece dudarlo ¿todavía te atreves a cuestionar las razones?

Catherine Chanter nos adentra en la vida de Ruth Ardingly. Su matrimonio no está en su mejor momento. Él ha tenido que dejar su trabajo en Londres al parecer por unas falsas acusaciones. Ella decide abandonarlo todo para que él pueda llegar a ser quien desea y se marchan a una finca lejos de todo y de todos para volver a empezar. La tierra cura durante un tiempo de las heridas de la ciudad, pero la sequía lo complica todo y la supervivencia demuestra que nadie es comprensivo con lo que no comprende, pues la finca que disfrutan es la única en la que brota agua sin problemas y dónde los frutos no mueren, mientras el resto del país atraviesa la mayor crisis para abastecerse de un elemento tan primario como el agua.

El tema del agua será con seguridad uno de los mayores conflictos por resolver en los próximos años. La autora explota un tema que está en el aire y se ignora para seguir dejando pasar los días. Se espera que a partir de 2025 la demanda de agua sea mayor que la oferta, siendo los poseedores de este preciado don saqueados por los demás. Catherine Chanter ya nos sitúa en esta situación, ya que los protagonistas viven en una finca que no tiene problemas de abastecimiento al tener un manantial propio, pero el resto de vecinos van cayendo en la desesperación por la escasez primero y la falta de agua después, llegando al suicidio en algunos casos, ya que la situación de la producción agraria de la zona es insostenible y el estado no resuelve de forma productiva la crisis, tan sólo con prohibiciones que no llevan a ninguna parte. Así podemos ver cómo hasta los agraciados que poseen agua se sienten culpables al darse cuenta de la situación que los demás están pasando, ya que llega el punto en que se encuentran sitiados en su propia propiedad, sin poder salir al mundo sin el miedo de sufrir represalias de sus propios vecinos. Primero el aislamiento social y después poco a poco el miedo a que los demás puedan saltar la valla de su propiedad para robarles.

El Manantial es la obra ganadora del Cavendish College Fiction Prize. Novela psicológica a través de la voz femenina de Ruth que nos descubre su historia, cómo se siente, cómo ha llegado hasta el momento presente, cómo todo sucedió, durante su cautiverio en su propia casa al ser sospechosa de la peor acusación, su dolor, sus entrañas, su hija, su marido, su nieto, porque la familia es la única llaga que nos condena y que no nos deja avanzar estancándonos en un bucle que no tiene fin y no nos deja salida. Una mujer rota que se muestra sin miedo a perder, porque ya no le queda nada.

Share This