UA101349465-1

farandula_g

Faralaes y tarántula.

Por Ana Olivares

Esta semana os presento “Farándula”, novela de Marta Sanz que ganó en 2015 el Premio Herralde de Novela. Dicha autora ha ido amasando diversos premios literarios en reconocimiento a otras de sus muchas novelas como “La lección de anatomía”. También ha tocado el género policíaco con “Un buen detective no se casa jamás”. Aparte de ser escritora, Marta es doctora en Filología, por lo que no hay lugar a dudas que tiene mucho que ofrecer a sus lectores pues constituye a su vez un referente del que se puede aprender mucho.

Su particular forma de narrar situaciones de forma satírica, humorística y real la hacen única en su estilo; además de manejar un rico vocabulario mediante el cual las descripciones tanto de los personajes como de los escenarios crean un ambiente apropiado para que el lector se introduzca de lleno en la trama. Volviendo a sus personajes, con ellos sentiremos afinidad en muchas ocasiones, en otras los consideraremos gurús de la comunicación que en apariencia son sencillos pero esconden reflexiones de lo más existencial. En cuanto al estilo se refiere, Marta Sanz quiere llegar a la sátira o tragicomedia -a la española- en cada uno de sus capítulos consiguiendo que nos involucremos en la historia o al menos que disfrutemos por momentos de ella. Me refiero a momentos porque aparte de los títulos originales con los que se presentan los capítulos están escritos a modo de relatos, enlazando las vidas de cada uno de los personajes.

Desde la protagonista principal, Valeria Falcón, actriz y mejor persona, como ejemplo de que tener talento no es suficiente para triunfar en el mundo del espectáculo. Ni siquiera cuando inicia la obra teatral Eva al Desnudo, donde compartirá escena con su compañera de oficio – y de piso- Natalia del Miguel, una joven actriz incipiente cuya máxima es que “aprender no siempre produce felicidad” por lo que se esmera en sacar partido a su físico y a buscar cabida en cualquier reality del momento constituye la antítesis de Valeria. La tercera etapa en la vida de una actriz la simboliza Ana Urrutia, “la decadencia de un mito” pues a su vejez sufre el síndrome de Diógenes y no tiene donde caerse muerta a pesar de haberse retirado a tiempo. Y que como cada jueves recibe la visita de Valeria, la compasiva amiga que tratará de remover cielo y tierra para ayudarla. Por otro lado encontramos a personajes masculinos como Daniel Valls, actor ganador de la copa Volpi afincado en París que se llama a sí mismo “débil mental” y que vive bajo la protección de su esposa Charlotte Saint-Clair. Ésta no verá con buenos ojos que se marche a España para acompañar a su amiga íntima Valeria Falcó a la Gala de los Goya. Allí se reencontrará con viejos fantasmas del pasado y con el actor Lorenzo Lucas, todo un dandi español que a pesar de los años es capaz de seguir engatusando al público y a las incautas jovencitas… estos personajes sufrirán el inevitable desgaste físico y emocional que implica ser actor en una sociedad que desecha cada dos por tres los “productos” pasados de moda.

Pero, ¿quién dicta las normas de este mundo farandulero? ¿Los actores o el público?

Farándula de Marta Sanz os hará reflexionar acerca del mundo del espectáculo y de la vida misma entre sonrisas y lágrimas.

Share This