UA101349465-1

lagranbrecha_g

Análisis de la economía en tiempos convulsos

Por José Luis Sola Marín

La actual coyuntura económica y la situación financiera de las arcas públicas no sólo ha derribado el Welfare State en toda Europa occidental, sino que las continuas reducciones de las diferentes partidas presupuestarias en servicios sociales han aumentado el umbral de la pobreza. Cabe destacar que en España el Estado de Bienestar no ha existido como tal, podemos encontrar algo parecido, pero nunca asemejado a los estándares de Francia, Alemania o los países escandinavos.

La denominada clase media por la que todos los partidos políticos apostaban ha sido eliminada de un plumazo, en su lugar aumentado considerablemente las capas más bajas de la sociedad que practican economía de subsistencia y es que las políticas de austeridad llevadas a cabo por los diferentes gobiernos no ha hecho más que reducir los salarios, y por consiguiente, los trabajadores y las trabajadoras han visto como su poder adquisitivo no ha mejorado en los últimos años y que no se ve subsanado por ningún programa de rentas sustitutivo o compensatorio que ayude a paliar esta situación.

Las circunstancias son complejas porque las necesidades primarias como la alimentación y la vivienda siguen siendo prioritarias y las familias se ven abocadas a trabajar en la economía sumergida, sin seguridad social, sin contrato, sin pagar impuestos y sin aportar nada a la caja común.

Siguiendo con lo acontecido tras la caída del muro de Berlín, los impuestos han sido reducidos constantemente a los más ricos mientras que se han ido incrementando a las clases más populares. Y en lo peor de la crisis en vez de realizar una reforma fiscal seria, con carácter progresivo y que atenuara la diminución de ingresos en las arcas públicas, se ha preferido dar el dinero a los grandes bancos, porque según los gobernantes fluiría hacia el resto de la población. La evidencia ha demostrado que esto no ha sido así y que cada vez los más ricos son más ricos y los pobres cada vez están más empobrecidos;algo que el movimiento Occupy Wall Street resume con la oración We are the 99%.

La Economía al igual que la Ciencia Política no son ciencias exactas en la que la suma 2+2=4, en las Ciencias Sociales el resultado puede variar y los científicos sociales planteamos soluciones alternativas teniendo en cuenta otros factores y variables. En esta crisis y viendo la situación en la que se encuentra Grecia es necesiario planterar diferentes actuaciones políticas y económicas puesto que después de aplicar las recomendaciones del FMI, la UE y del resto de Organizaciones Internacionales implicadas, la situación dista de mejorar en el corto plazo.

Es en este momento donde se tiene que pensar si las politicas económicas aplicadas son correctas o por el contrario es necesario llevar a cabo una política económica expansiva, con un aumento del gasto público, hay que plantearse cómo aumentar el crédito para que fluya hacia las empresas, sobre todo las PYME o cómo cambiar la política fiscal para que cumpla con los principios de progresividad y justicia social.

Para finalizar, el Gasto público en educación, en sanidad o en inversions nunca debe ser considerado como un gasto sino como una inversión ya que son esa inversiones las que definirá el futuro, la calidad de vidad y el modelo de economía productiva.

es un economista y profesor estadounidense que ha recibido la Medalla John Bates Clark (1979) y el Premio Nobel de Economía (2001). Es conocido por su visión crítica de la globalización, de los economistas de libre mercado (a quienes llama “fundamentalistas de libre mercado”) y de algunas de las instituciones internacionales de crédito como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

 

Share This