Chus Sánchez y Julia Soler.

k

por Lara Vesga

ELIGIERON CONTARLO

La periodista y escritora Chus Sánchez y la ilustradora Julia Soler rescatan las historias de seis mujeres españolas casi desconocidas en Eligieron ser libres.

Pocos saben sobre las vidas de Catalina, Ana María, Pepa, Elisa, Marcela y Marina. Sin embargo, ellas fueron unas adelantadas a su tiempo, referentes en la lucha por los derechos más elementales y precursoras del feminismo. Ellas eligieron ser libres y Chus Sánchez y Julia Soler, en su primer trabajo en conjunto, han elegido contar e ilustrar sus historias.

El libro cuenta a través de cinco relatos las vidas de seis mujeres españolas olvidadas por la Historia, ¿cómo supiste de ellas?

Chus Sánchez: Me costó mucho encontrarlas. Hay una corriente que intenta rescatar mujeres que tuvieron un papel importante en el mundo académico, científico, artístico… y casi todas extranjeras. Pero yo buscaba un perfil distinto, buscaba mujeres más guerreras, ahora que estamos cansadas de salir a la calle a pelear por nuestros derechos. Al principio no encontraba nada, luego empecé a leer registros y ensayos sobre las mujeres que en los siglos XV y XVI iban a América y así supe sobre la vida de Catalina de Bustamante. Su historia me pareció insólita y a partir de ahí intenté buscar cosas similares.

Chus Sánchez: “Hay tan poca información sobre ellas que solo se conoce el suceso, son como locas de la Historia, reducidas a anécdotas”.

Entonces Catalina de Bustamante fue el referente, ¿es la historia que más te ha gustado descubrir y escribir? Julia, ¿a ti cuál te gustó más ilustrar?

CS: Sí, en su época estaba a la orden del día ser esclava o sirvienta, pero ella se centró en defender los derechos de las mujeres indígenas. Me pareció una mujer adelantada a su tiempo. También fue decisivo que en Texcoco (México), la ciudad en la que ella estuvo, haya una escultura en la que se recuerda el papel tan importante que tuvo en aquella época y que sin embargo en España sea una desconocida. Incluso en su pueblo, que es Llerena, en Badajoz, han puesto en Wikipedia a sus personajes ilustres, entre ellos el descubridor del Cañón del Colorado, que es de allí, y a ella no. Probablemente a ella ni siquiera la conocen.

Julia Soler: Yo no sabría elegir. Quizás la de Marcela y Elisa porque son de Galicia como yo y ahora está más en auge su historia a raíz de la película de Isabel Coixet. Ahora se habla más de ellas y su historia me gusta mucho. Pero es difícil porque todas las historias son muy duras, aunque también tienen su parte esperanzadora.

Chus, después de Catalina encontraste a Ana María, Pepa, Elisa, Marcela y Marina…

CS: A Ana María la encontré por casualidad en Internet, en una revista del ejército. Leí que esta mujer había sido sargento en el siglo XVII. A Elisa y Marcela, las maestras gallegas, las pude localizar en prensa del siglo XIX. La historia de Pepa la Loba es una leyenda, pero leí que esta mujer existió. Y sobre la que más información pude encontrar fue sobre Marina Vega, una espía del siglo XX que llegó a conceder varias entrevistas. En ellas me basé para escribir su relato.

Julia Soler: “Si nosotras nos tuviéramos que enfrentar a decisiones así nos lo pensaríamos dos veces. Y ellas fueron con todo, arriesgando incluso su propia vida”.
Eligieron ser libres está editado en un formato gráfico, ¿por qué elegiste esta forma de transmitir las vidas de las seis mujeres?
CS: Al principio me planteé escribir una novela. Buscaba una historia sugestiva, algo que me atrajera, una mujer interesante. Pero luego cambié el proyecto y decidí hacer estos relatos porque hay tan poca información que solo se conoce el suceso y nada de lo que hubo antes ni de lo que sucedió después. Son como locas de la Historia, reducidas a anécdotas. Y me tenía que inventar tanto que me iba a ir mucho de la realidad. Aunque esté novelado lo que me gustaba era reflejar esos datos históricos.

Las mujeres del libro eligieron ser libres, pero en todos los relatos se puede comprobar que conseguir esa libertad tuvo un precio muy alto…

JS: Tan alto que yo creo que a lo mejor nosotras en nuestra época si nos tuviéramos que enfrentar a decisiones así nos lo pensaríamos dos veces. Y ellas fueron con todo, arriesgando incluso su propia vida, que es lo máximo que puedes arriesgar.

CS: Esto de basarte en la realidad te lleva a finales más bien tristes. Me hubiera gustado que fueran de otra manera, pero efectivamente fueron decisiones arriesgadas y tuvieron un precio muy alto.

Uno de los relatos se titula Nada sucedió como habían imaginado, que es una frase que podría aplicarse a casi todas las historias.

CS: Sí, casi siempre ocurre algo que lo tuerce todo. Si ni siquiera a día de hoy hemos alcanzado la libertad, conforme vas hacia atrás en el tiempo todo es muchísimo peor.
¿Qué buscas transmitir a los lectores al haber rescatado las vidas de estas mujeres?

CS: Creo que son referentes de la lucha por las libertades, por la educación y por los derechos en general. Marcela y Elisa deberían ser referentes en el mundo LGTB y Catalina de Bustamante en el de la educación. En una época en la que era impensable hablar sobre igualdad, ellas ya estaban plantando esa semilla.

El libro llega en un momento de auge del feminismo, con millones de mujeres saliendo a la calle a reclamar sus derechos, ¿ha sido esta circunstancia un aliciente para escribirlo?

CS: Básicamente nace porque los modelos que encontraba no me convencían. Siempre veo como referentes a Marie Curie, Rosalía de Castro… mujeres con acceso a la formación o aristócratas. O un modelo como Frida Kahlo que no me convence nada, porque creo que estaba sometida a Diego de Rivera, que tenía un perfil rayando el maltrato. Es indudable que fue una gran artista, pero tomar ese referente como modelo de mujer no me convencía. Yo he intentado buscar mujeres de carne y hueso con problemas más cercanos con los que sentirse más identificada.

Chus Sánchez: “En una época en la que era impensable hablar sobre igualdad, ellas ya estaban plantando esa semilla”.

Para encontrar este tipo de historias te has remontado varios siglos en algunos casos, pero siguen ocurriendo sucesos similares en 2019…

CS: Totalmente. Ahora se pueden encontrar historias así en otros países, en España y hasta en tu barrio. Mujeres de libro nos encontramos todos los días en todos los campos. Se merecerían estar ahí y tener su propio titular.

¿Tienes pensado escribir más historias de mujeres de desconocidas?

CS: Sí me gustaría. Ahora se trata de que las encuentre o de que ellas me encuentren a mí…

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar juntas?

CS: Pues una pasada. Conozco a Julia desde hace mucho, pero nunca nos hemos visto en persona. Hace diez años empecé a escribir un blog y ella era una de mis lectoras. Era muy joven y quería ser ilustradora. Yo siempre le vi un talento increíble y ella no estaba tan convencida. Cuando decidí que en vez de una novela prefería escribir relatos pensé en ella para ilustrarlos. Creí que era un buen momento para hacer un proyecto en común y pienso que no ha defraudado para nada y que se puede apreciar lo grande que es como ilustradora y lo lejos que puede llegar.

JS: Está muy bien porque ella con su trabajo es súper perfeccionista, es muy exigente con ella misma. Entonces cuando colaboras con ella quieres estar a su altura, intentando hacerlo lo mejor que puedes y lo mejor que sabes.

Julia Soler: “Ilustrar el libro fue complicado al principio porque apenas hay retratos en Internet ni en libros sobre estas mujeres”.
¿Cómo fue el proceso de elección de las ilustraciones?

JS: Pues la verdad que al principio fue un poco complicado porque apenas hay ilustraciones en Internet ni en libros sobre las mujeres. Al final se optó por hacer algo un poco homogéneo, con el mismo estilo de rostro y usando tonos de acuarela distintos para cada relato y luego tinta.

CS: Julia me fue haciendo propuestas y la verdad que como a mí siempre me ha gustado lo que hacía tampoco tuvo que convencerme mucho…

¿Existen retratos de estas mujeres?

JS: Sí, encontré de Marina Vega, lo que pasa es que eran retratos siendo ya mayor. Después encontré una escultura de Catalina de Bustamante. De Marcela y Elisa vi fotos de su matrimonio y alguna más, pero tampoco hay muchas. Cogí esas referencias para ilustrar la forma del pelo y la ropa.

¿Cuándo y dónde serán las próximas presentaciones del libro?

CS: La primera va a ser en Alicante el 26 de octubre en la Casa del Libro. Y luego el 8 de noviembre en Madrid en la Librería La Lumbre. Habrá más en A Coruña, Granada, Valencia… pero están todavía pendientes de fijar.

JS: En A Coruña será en la Librería Berbiriana. Aún no está cerrada la fecha, pero será seguramente en noviembre.

 

nos encontrarás en

Share This