“El plan 15/33” de SHANNON KIRK
Cuando todo está en calma, el pasado vuelve.

k

por Susana Flores

Esta vez os traigo la segunda parte de “El método 15/33”. Hace ya dieciocho años que Lisa Yyland fue secuestrada e ideó un plan, basado en un método con el que pudo escapar de sus captores. Ahora, necesita cobrarse la venganza ya que los mismos que le causaron tanto sufrimiento han matado a su madre. Ésta, antes de morir entre sus brazos le hace una revelación inquietante: “Juez Rasper. Guarda relación con tu secuestro”.

Apenas entiende nada de lo que le quiso decir su madre, pero sabe que es la clave para averiguar quién está detrás del tráfico de niños, el mismo que pretendieron llevar a cabo con su hijo cuando aún estaba embarazada. Por eso decide pedir ayuda a sus amigos policías, Roger Liu y Lola, y de paso, reunir toda la información posible para volver a poner en práctica su inteligencia. Aunque esto implique volver a convertirse en una presa y volver a poner su vida en riesgo.
Sin embargo, a pesar de lo que creían sus amigos y Lisa, los responsables de su secuestro tan sólo eran otro eslabón de una gran organización criminal liderada por Eminencia, un maníaco y obsesivo personaje que ahora persigue a la “número 20” por desmantelar su negocio. Aquí es donde comienza la acción y la consecución del nuevo plan de Lisa.

Como en la novela anterior, Lisa sigue siendo fría y calculadora. En su venganza de nuevo empleará todos sus “métodos y recursos”, además de mantener a raya los diversos sentimientos y sensaciones que sufrirá a lo largo de la trama. Su gran inteligencia de superdotada le permitirá demostrarnos que no ha perdido nada de la sagacidad que la caracteriza.

Empecé esta segunda parte con muchas ganas, pero se me ha hecho pesada y creo que la razón es que no consigo creer en el personaje principal. Hay momentos en los que me parece que Lisa es demasiado “sobrehumana”, tanto para la trama, como el plan que idea en sí mismo y su forma de llevarlo a cabo. Su autora nos la presenta como una niña superdotada, cuando en realidad se parece más una heroína con poderes extraordinarios.

Sin embargo, siendo sincera, diré que el final me ha dejado buen sabor de boca. El epílogo tiene una lectura muy ágil y le da un toque fresco a toda la historia. Otro punto a favor en este tomo es que aumentan los diálogos, por lo que la narración es más escasa y hace que todo sea más liviano. Además, encontramos un final abierto a una posible tercera parte.
En definitiva, sigue siendo una historia muy interesante y un libro recomendable. Y aunque personalmente Lisa no termina de convencerme, puedo aseguraros que se trata de un thriller entretenido.

Eso sí, os puedo decir que desde que leí El Método, una “pecera de langostas” ha dejado de tener el significado que tenía antes para mí.

 

nos encontrarás en

Share This