La familia es un sistema.

k

por Ana Olivares.

El mundo es un sistema […]

No tiene por qué gustarte el sistema […]

Si eres capaz de entender el sistema, sobrevivirás. 

Con esta lección arranca nuestra novela policíaca en la que directamente pasamos a la acción con la huida de Annabelle y su familia. Desde que tenía siete años no ha dejado de huir, adoptando nuevos nombres, nuevas ciudades, siempre fingiendo ser otra persona sin ni siquiera comprender por qué. Tras la muerte de su madre durante la adolescencia, y la pérdida de su padre recién adulta, Annabelle sabe que algo malo ocurrió durante su infancia. Y después de veinticinco años las noticias informan de que al fin han encontrado su cadáver… ¿Quién es ella en realidad? ¿Por qué su padre le guardó tantos secretos?.

Esta es la historia de Annabelle Granger, nuestra protagonista principal, quien nos irá narrando la acción en paralelo a la voz de Bobby Dogde, segundo protagonista en cuestión. Un francotirador reconvertido en detective de homicidios de la comisaría de Boston que se traslada a Massachusetts al recibir la llamada de su colega y antigua amante, la inspectora jefe de policía D.D. Warren. Ésta le pide ayuda en un caso: han encontrado seis cuerpos de mujer momificados dentro de una sala subterránea de un antiguo psiquiátrico. Todo apunta a ser obra de un asesino en serie que se creía muerto, o no. Pero esta pista también conduce a Dogde a reencontrarse con una mujer de su pasado que puede ser tan peligrosa como el propio sospechoso. Sin embargo, Dogde sabe que su reputación está en juego y quiere demostrar que sigue siendo el mismo tipo adicto al trabajo que una vez fue. E inevitablemente, las rencillas entre él y D.D. serán la orden del día.

 

Las distintas voces narrativas nos brindan la oportunidad de reconocer la perspectiva psicológica de los personajes a los que se irán sumando otros sospechosos involucrados en la investigación policial. La trama se complica en los últimos capítulos, pero es coherente y fiel a la parte policial, por lo que algunas veces parece que bajado un poco el ritmo de la novela. Además, algunos datos serán tan obvios, que reconoceremos fácilmente quien es el asesino antes de llegar al desenlace; aunque esto también será un aliciente para tratar de resolver el destino de Annabelle antes que ella misma; –si es ese es su nombre real-. Tenemos una parte morbosa, con datos escabrosos y detalles criminalisticos necesarios en cualquier novela de este género.

Encontramos una estructura que se repite en la mayoría de los libros de esta serie romántica-policial bajo la fórmula del psicópata que acosa a una mujer joven, pero misteriosa. Los policías que intervienen además se sienten atraídos por las victimas supervivientes o por sus propias compañeras de profesión, ahí está la tensión sexual no resuelta, otro elemento que aporta acción a la narración.

 

Ya conocíamos el amor de Lisa Gardner por los finales felices a pesar de pretender escribir thrillers -una cosa no está reñida con la otra-.
En esta cuarta entrega recuperamos la trayectoria vital de D.D. Warren, protagonista por excelencia de esta saga quien en más de una ocasión ha sido la propia víctima o verdugo de esta saga que comenzó con Y yo a ti más, Sin compromiso y Tocado y hundido (tercer tomo que ya reseñamos anteriormente en Letras en Vena); ahora con Escóndete, profundiza en el personaje de Bobby Dogde, coprotagonista policial en esta ocasión de D.D.

Y lo mejor de todo es que no tenemos porqué leer los libros en un orden concreto, cada caso es independiente. Sin embargo, si queremos profundizar más en la vida de sus personajes, deberíamos hacerlo para disfrutar plenamente de D.D. Warren y sus colegas de profesión.

Se trata de una novela entretenida que nos obligará a perdernos entre sus páginas hasta dar con el asesino.

nos encontrarás en

Share This