Shuarma canta a bowie 

k

por Ana Olivares

Concierto en acústico sala La Llotja Elche 15 de Marzo 2019.

Hoy hablamos de música. Tuvimos el placer de recibir a Shuarma este pasado viernes en Elche, quien nos regaló un poco de su arte. Fue un concierto íntimo y cercano donde se homenajeó al genio musical David Bowie.
Una puesta en escena sencilla, muy humana, donde de nuevo brilló la luz que nos regala dicho artista cada vez que se sube a un escenario. Versionando temas como “Heroes”, “Space Oddity”, “Ziggy stardust”, “Starman” o “Let´s Dance”, entre otros muchos que nos hicieron recordar canciones de nuestra infancia y en otros casos que descubrimos durante la adolescencia (dependiendo de la edad). Rozaron nuestra fibra sensible y nos hicieron vibrar incluso en nuestros asientos ya que fue inevitable no moverse mientras sonaban.
Un concierto intimista donde se sintieron arropados tanto los asistentes como el propio artista, que acompañado de una copa de vino no dudó en contestar a algún que otro espontaneo que apareció entre el público con dudas acerca de algunos asuntos que poco tenían que ver con lo que estábamos viendo, y sin embargo, esa naturalidad que caracteriza a Shuarma hizo de estas pequeñas interrupciones otra parte simpática del Show. La verdad es que nos sacó alguna que otra sonrisa contándonos anécdotas acerca de su colaboración durante el homenaje oficial que le hizo a Bowie su propia banda, o confesando cuales eran sus temas predilectos del artista.
Sacamos en claro algún que otro “secreto”, como que sus grandes referentes musicales son: Bob Dylan, David Bowie y Jaques Brel, un americano, un inglés y un francés, un buen trío de ases. Con gustos de este calibre no es de extrañar que a día de hoy sea considerado como uno de los mejores vocalistas de nuestro país, aparte de músico y compositor, claro está. Quizá para algunos este título sea algo exagerado, lo cierto es que tanto con Elefantes, como con sus tres discos en solitario y ahora, cantando para Bowie, sabemos que al arte que corre por sus venas le impide estar demasiado tiempo alejado de los escenarios. Y eso es una maravilla para sus seguidores.
Así nos dejó, con una cara de satisfacción difícil de ocultar y con las emociones por las nubes mientras recordábamos algunos de los temas que nos han hecho crecer.
Por último, disculparme por no haber publicado una foto de él en directo, se nos rompió la cámara nada más comenzar, por fortuna todos tenemos móviles, y con la excusa, además, podemos presumir de nuevo de su espontaneidad y predisposición para atender a cada uno de los invitados que esperaron tras el concierto para saludarlo e inmortalizar nuestro momento de gloria en una foto. Porque esta es la sensación que mejor transmite dicho artista, nos hace sentirnos parte de su espectáculo, casi creyéndonos dueños de sus interpretaciones, y pese a que eran versiones en acústico de Bowie, que la gran mayoría de nosotros ya conocemos, las hizo suyas por una noche.
Toda una experiencia para los sentidos que os animo a probar al menos alguna vez en la vida. Aunque cuando lo hagáis, querréis repetirlo seguro.

 

nos encontrarás en

Share This