UA101349465-1

Hasta que el infierno nos separe por Sarah Hogle.

k

por Susana Flores García

Un amor en guerra.

Naomi y Nicholas viven juntos desde hace tres años y están ultimando los detalles para su boda. Pero a pesar de que la fecha cada día está más cerca, ellos se encuentran cada vez más lejos.

La trama nos la presenta Naomí, ella nos cuenta como día a día su relación que empezó siendo perfecta va degenerando poco a poco en una historia de dos personas que temen la ansiada fecha de su enlace. Desde su perspectiva nos hace partícipes de lo bonito que fueron sus comienzos, como Nicholas apareció en su vida como el hombre perfecto y detallista con el que quería formar una familia y envejecer.

A lo largo de la novela iremos viendo cómo la pareja pasa de vivir una relación idílica a no soportarse, de forma silenciosa se declaran una guerra en la que ponen todo su ingenio para fastidiarse el uno al otro. Para colmo, si ya la situación que vive la pareja no es fácil la presencia de la suegra hace que Naomi cada día se sienta más apartada de su prometido.
Nicholas es un hombre de buena posición económica y además tiene una relación muy cercana a su familia, no como Naomi que además de peligrar su puesto de trabajo no tiene una relación muy estrecha con los suyos. Esto hace que la relación tan cercana que su prometido y su suegra tienen le resulte casi enfermiza, Deborah utiliza el chantaje emocional con su hijo para someterle a tomar las decisiones que ella cree correctas.
Por supuesto, esas decisiones también pasan a la organización de la boda y con esta actitud pasivo-agresiva, Naomi ha perdido toda la ilusión y Nicholas no parece ser su punto de apoyo. Pese al estado por el que la pareja pasa ninguno de los dos decide dar el paso de poner punto y final a la relación, lejos de eso pasan sus días crispándose mutuamente y anhelando los años bonitos que pasaron juntos no hace mucho.
¿Porque no quieren anular la boda si no se soportan? ¿Siguen manteniendo algún rescoldo de ese amor que les hizo lanzarse al compromiso?

Esta semana disfrutamos de una comedia romántica en toda regla, una novela con situaciones totalmente disparatadas dónde después de un cambio de actitud por parte de Nicholas su prometida empezará a dudar si el lo habrá estado pasando mal. Personalmente, he echado de menos la visión de Nicholas para poder tener una perspectiva más completa y me ha encantado esa forma de ir descubriendo poco a poco como lo que en un principio todo parecían detalles sin importancia la falta de comunicación entre ellos hará que sean insoportables.

Una historia fresca y divertida que nos cuenta como las relaciones pueden cambiar con el paso del tiempo, desde los inicios más tiernos y bonitos hasta los momentos más oscuros y difíciles de una pareja.

Hasta que el infierno nos separe

Síguenos

Share This