Recital para viento de David Donatti.

k

por Eduardo Boix

Existe una poética a la luz que se va repitiendo en diferentes poetas. La luz como iluminación del todo y como negación de la nada. La propia luz tiene sus connotaciones poéticas y universales. ¿Existe algún poeta que no sea luminoso? Yo no lo creo. La luz no deja de ser la dualidad que niega la sombra, sin luz no hay oscuridad y viceversa. Si pudiéramos hablar de un sentimiento universal como sinónimo de luz ese sería el amor, porque dentro de un amor hay contradicción y oscuridad. De eso nos habla «Recital para viento» del poeta David Donatti que ha sido galardonado en el XXII Certamen de Letras Hispánicas Rafael de Cózary editado por Renacimiento.

«Recital para viento» de David Donatti es un canto al amor y a las fuerzas de la naturaleza. Se confunden los amores con un naturalismo intimista. El poeta colombiano tiene un mundo muy particular, su mundo esta plagado de astronomía y mitos arcaicos. ¿De dónde va a beber un poeta verdadero si no es de lo antiguo? Donatti tiene un simbolismo propio, enraizado en sus vivencias en su forma de percibir el amor y la vida. La luz lo baña todo en su poesía, es como el milagro que acontece ante sus ojos. Pero también está la sombra, el reverso de la ausencia y de la nostalgia. Como anteriormente he mencionado no pueden ser la una sin la otra, como dos hermanas bien avenidas que parten juntas en el camino. Porque la oscuridad y la luminosidad van juntas en ese mismo sendero de la vida.

Donatti muestra su casa como el cuerpo de una mujer. La patria es el amor en su poética. Su simbolismo se asemeja al propio de Miguel Ángel Velasco. Preciosista y casi un trabajo de orfebres como engasta las palabras, para que cobre sentido en un todo. Los brillos los percibimos por las aristas de estas piedras preciosas en formas de poemas. La dualidad de la música y la naturaleza ya se muestra en el título, «Recital para viento». El viento como música y como tempestad. Lo que empuja al poeta a la nostalgia o a la locura. Una mística en la vida del poeta que el poema es mantra y canto ahogado. Recital para viento es un poemario coral, un canto general a la vida, porque la vida es calma y tormenta, desasosiego, amor y desamor que son los lados de una misma cosa. He dicho desamor y no odio porque en la poesía de Donati no cabe el odio, tan solo una fina melancolía. La añoranza es tan humana como la propia vida.

David Donatti. Poeta de la luz. (Seudónimo de Germán Enrique Díaz Soto, Bogotá, 1984). Novelista y poeta colombiano, creador del movimiento literario Hipnotismo Eólico. Autor de la trilogía «Circus», compuesta por las novelas cortas «El país de los payasos», «El mago invisible» y «Los naipes». Ha publicado, entre otras, las obras «Niño futbolista», «El Quijote infantil», «Casa de locos», «Las músicas del cuerpo», «Rondas para desnudar la noche» y «Visita a la casa de los Hermanos Grimm».

Síguenos

Share This