Sketches of New York de Rosa Cuadrado.

k

por Eduardo Boix

Si existe una ciudad que es nuestro plató de televisión esa es Nueva York. Conocemos su ambiente, sus olores y su forma de entender la vida sin haber pisado sus calles nunca. Es increíble como un bosque de hormigón, cristal y metal puede aunar a tanta gente en un mismo sueño. El siglo XIX nos trajo la ilusión de lo artificial, el anhelo de una vida grande en un sitio enorme como es Nueva York. Muchos son los artistas que han escrito, filmado o tocado sobre la ciudad que nunca duerme. Nueva York es la ciudad de los sueños perdidos.

«Sketches of New York» de Rosa Cuadrado editado por Frutos del tiempo en la colección Lunara Poesía plaquette cuadernos de poesia número 11 es un canto de amor a una ciudad. El jazz acompaña a la autora en cada rincón de su viaje. Se percibe el amor por la urbe en cada verso. Hay mucho de canto en este poemario. Un homenaje sincero y puro al sueño americano. Envueltos en frío y humo/entre la lluvia gris/he visto nacer los narcisos. Es un canto a la esperanza, como se abre paso la vida entre el ruido y la polución. El Nueva York de Rosa tiene mucho de ensoñación, pero también algo de exceso: Tomamos la ciudad por asalto/a gritos, a borbotones/salpicados de cerveza y de bourbon. Esa es la ciudad que soñamos, llena de alegría, celebrando sin parar como hemos visto en tantas películas. Pero como todo lugar soñado tiene su reverso tenebroso: y pienso, que si yo conociera la belleza del abandono/ te ofrecería el invierno en toda su hermosura. Hay mucha melancolía en los versos de Rosa, una canción de jazz triste de fondo mientras el camarero llena el vaso de bourbon. Nuestro sueño de Nueva York no es luminoso, también hay cierta oscuridad en la estampa que nos viene a la memoria.

«Sketches of New York» es un canto a lo que fue. En sus versos transitan Whitman y Ginsberg con las notas de cualquier Jazz en un club de madrugada. Rosa nos hace partícipes de su nostalgia. Conduce nuestras miradas a las imágenes que quiere mostrar, es su Nueva York, ella lo ha visto así y quiere que lo sintamos a su son. Los destellos de las ventanas de los rascacielos, no llegan a ocultar cierta oscuridad. A veces la urbe nos atrapa en su prisa y es en la resaca, cuando nos damos cuenta que aquello pasó y queda el recuerdo. Hemos convertido Nueva York en una patria colectiva, pero como siempre pasa en toda patria, cada uno tenemos una visión de nuestra vivencia del lugar. Rosa cuadrado ha hecho un homenaje a sus sueños.

«Sketches of New York» es la estampa de una película que todos hemos vivido y a la que volvemos cuando suena algo de Jazz. America es el sueño desde finales del siglo XIX. Nueva York es el símbolo de aquella utopía. Rosa les canta a ellos, a los creadores de ese mundo, de ese decorado que todos queremos pisar, con Jazz de banda sonora.

Síguenos

Share This