UA101349465-1

El planeta que inventemos de Lucia Gil. 

k

por Susana Flores

La importancia de ser nosotros mismos. 

La novela que os traigo hoy se ha convertido sin duda en una de mis lecturas top para este verano. Más allá de la trama romántica, su autora ha conseguido transportarme a esa corrala donde Silvia y sus amigos viven de manera intensa el día a día; esa corrala donde la amistad y los lazos que se crean en familia son tan fuertes que pueden con todo, sean de tu sangre o no.

Silvia vive para su trabajo, es organizadora de eventos especiales, pero su empresa está próxima al cierre, y es un problema grave ya que se trata del negocio familiar. Por si fuera poco, Alex, su ex, aprovecha cualquier momento para atosigarla y tratar de volver a su vida salvo a sus reticencias. Si a esto le sumamos un pasado bastante turbio, Silvia vive cansada, molesta de soportar una mochila demasiado grande. Vive con el recuerdo de una madre que apenas ejerció como tal, y una hermana a la que apenas conoce. Por suerte tiene a sus amigos, su familia elegida.

Para poder avanzar empieza a ir a terapia y ahí junto con su psicóloga Isabel empieza el cambio en su vida. Siguiendo las pautas que Isabel le indica, Silvia decide empezar el juego… Un cambio de look, otro nombre y una noche de karaoke harán que la vida de nuestra protagonista de un giro de 180 grados. Esa misma noche conoce a Manu, un músico que la sacará de un apuro y que hará que Silvia empiece a ver la vida de otra manera aunque ella no sea del todo sincera y no le contará quién es en realidad.

Esta novela, a pesar de lo que puede parecer no es una historia de amor sin más, en ella veremos como una joven perdida dentro de su propia vida decide coger las riendas y poner en orden todo lo que le sobrepasa. Cómo la amistad verdadera puede superar cualquier obstáculo siempre que te rodees de las personas adecuadas. También nos enseña que las cosas no siempre son lo que parecen; o como una madre siempre será una de nuestras personas favoritas pase lo que pase o cómo podemos volver a encontrarnos por muy perdidos que nos encontremos. Uno de los puntos que más me ha gustado de la trama es la unión del grupo de amigos Silvia, León, Lupe, Daniela y Diego. Son el máximo punto de apoyo entre ellos y aunque a lo largo del libro pasaran por situaciones algo complicadas siempre saldrán juntos de ellas. Pero sin duda lo mejor de la novela es el mensaje que deja, dar visión y normalidad a las personas que van a terapia. Porque no olvidemos que en pleno siglo XXI, aún parece un tabú decir que vas al psicólogo o al psiquiatra.

En resumen, para mí ha sido una lectura refrescante, ligera y con la que soltar muchas carcajadas. Recomendadísima. 

El planeta que inventemos

Síguenos

Share This