UA101349465-1

Lady Jane, se acabó la edad de la inocencia de Charlotte Grey. 

k

por Susana Flores

¿La pasión o el deber? 

 Esta semana os traigo una de mis últimas lecturas, una historia de época donde todo gira entorno al futuro matrimonio de la joven debutante, Lady Jane.

En la primavera de 1814 el conde de Crampton presenta en sociedad a la mayor de sus hijas, para ella es un honor ser parte esta temporada del baile de debutantes pues como bien saben todos, una joven soltera necesita a un marido apuesto e inteligente a su lado. Por suerte y aunque Lade Jane está buscando esposo, sabe que su familia no la obligará a casarse con alguien que ella misma no haya elegido y si hay algo que le sobra a la mayor de los Milford son pretendientes. Acompañada siempre por su hermano Lucien quién velará por el honor de la joven y su tía Lady Ophelia, quién la ayudará a conseguir el mejor candidato, Lady Jane acude día tras día a los diferentes bailes y encuentros de la alta sociedad de Inglaterra.

En una de esas reuniones conocerá a Blake Norwood, heredero del título de Marques de Heywort y que arrastra una oscura maldición que le hace huir del amor. Blake no es el mejor partido para una joven como Lady Jane, un derrochador y mujeriego que no termina de encajar en la sociedad, pero por el que nuestra protagonista se quedará fascinada. Juntos comenzarán una aventura sexual que hará que las chispas que saltan entre ellos sean cada vez más grandes por mucho que intenten evitar ir un paso más allá. Durante parte de la historia, su relación se basará en un simple juego donde Blake enseñará a Jane que la pasión entre dos personas es igual de importante que el amor para mantener vivo un matrimonio pero… ¿podrán jugar con fuego sin quemarse?

Mientras que Jane duda entre hacer lo correcto o dejarse llevar por un hombre nada apropiado para ella, recibirá unas cartas con varios consejos para poder elegir al marido perfecto, todas firmadas por una misteriosa Lady Minerva, alguien que siempre sabrá en que situación se encuentra, pero Jane no es capaz de averiguar quién se esconde tras dichas cartas.

También conoceremos a diferentes personajes secundarios muy importantes para el desarrollo de la historia,como su amiga Evangeline o su hermana Emma, siendo esta última un punto a destacar en la trama.

A nivel personal me ha parecido una lectura divertida, con unas escenas eróticas muy bien descritas y sin excederse en ellas, algo que me ha parecido genial ya que por lo general cuando son demasiado extensas o numerosas la lectura se hace bastante repetitiva y  pierde ritmo.  Como esperaba, en este tipo de novelas la trama es bastante predecible y lineal, por lo que cuando le dí la oportunidad solo esperaba disfrutar de sus personajes y sumergirme en la historia. Sin duda, ha cumplido todas mis expectativas y espero con ganas la segunda parte para descubrir la historia de Emma.

Lady Jane de Charlotte Grey

Síguenos

Share This