UA101349465-1

No me busques de Sara Medina. 

k

por Lara Vesga

Silvia es una ejecutiva que vive en la zona más lujosa de Barcelona y que procede de una familia adinerada. Siempre ha sido, sin embargo, la oveja negra de su estirpe, haciendo y deshaciendo a su antojo, entrando y saliendo cuando quería, estudiando lo que le apeteció y no lo que su padre hubiera querido y, sobre todo, eligiendo ser madre soltera.

Aunque hace tiempo que se plantea si ha sido o no una buena madre. Sus muchas horas de trabajo y sus compromisos profesionales y personales no le han permitido pasar demasiado tiempo con Martí, su hijo. Y al final el chico empezó a pasar las horas entre videojuegos, porros y malas compañías hasta que su madre se dio cuenta y le obligó a hacer una terapia de rehabilitación.

Silvia acaba de descubrir precisamente que Martí no ha acudido a la última sesión y nadie parece saber nada de él. La única noticia que tiene de su hijo es un mensaje que dice “No me busques”.

La autora Sara Medina no existe, sino que es una experiencia creativa. Los escritores de la novela son realmente Carmen Fernández Villalba (Sevilla, 1962), guionista y antigua redactora de Fotogramas, y David Cirici (Barcelona, 1954), exprofesor de lengua y literatura catalanas, novelista y también guionista de televisión.

“No me busques” es un thriller absorbente que explora el peligroso submundo barcelonés de las mafias, las drogas y la prostitución, donde la violencia está a la orden del día. Silvia no viajará sola al infierno. Lo hará acompañada de Moni, una exnovia de Martí que trafica con cocaína con el objetivo de reunir el dinero que le permita vivir en una isla paradisiaca hasta el fin de sus días. Aunque la chica no se meterá en el fango por amor al arte… lo hará porque ha descubierto que su ex le ha robado el último fardo que debía vender para conseguir cumplir su sueño.

Entre la madre y la chica se irá tejiendo una extraña amistad fruto de la desesperación que siente cada una por diferentes motivos, aunque ambas quieren a su manera a Martí, a quien no saben si encontrarán vivo o muerto.

No me busques

Síguenos

Share This