UA101349465-1

Una historia verdadera de Kate Reed Petty. 

k

por Vanessa Díez Tarí

Hace años tras la barra de un bar un cliente ante su café me decía que una mujer cuando se emborracha está indefensa ante los depredadores y los peligros de la noche, en cambio para un hombre era distinto. Después fueron surgiendo manadas por todas partes y se instauró un miedo a salir sola para muchas mujeres. Hay quien banaliza las consignas de las manifestaciones “quiero volver borracha y sola a casa” como si el transfondo no fuese serio, las mujeres pueden perder sus derechos ante cualquier cambio político en sus países, pero incluso cuando existen esos derechos continúan los ataques a la antigua usanza en los portales, como si de una presa se tratase. Ponerse a salvo y no perder el control, dando por hecho de que siempre han habido y habrán depredadores.

“La sociedad, las noticias y las conversaciones públicas tienden a ser más receptivas cuando la gente se ajusta a determinados temas. Al analizar las repercusiones de un rumor de instituto a lo largo de los años, desde distintos ángulos y géneros quise desafiar esas expectativas, quise historias”. “Una historia verdadera” de Kate Reed Petty me mantuvo enfadada hasta casi la mitad de la novela. Esperaba escuchar la voz de Alice, la víctima. La chica que no recordaba aquella noche traumática. Había olvidado su propia violación. Todos hablaban de ello en el instituto. La señalaban. Y la autora me negaba su historia. Su versión de los hechos. En cambio, era uno de los chicos del equipo el que nos contaba que pasó en la fiesta y durante aquellos años. Se me atragantaba la realidad. Alice no era capaz de avanzar. No tenía recuerdos. Su mente no recordaba qué pasó. Su mente bloqueaba el trauma. No era capaz de saber qué hicieron con ella exactamente aquella noche. Y los borradores de la carta para la universidad se sucedían y Alice se repitía una y otra vez.

Y tras pasar la mitad de la novela fui capaz de darme cuenta de que la autora estaba yendo más allá. Una mujer puede ser vulnerable una noche que bebe demasiado (o se toma cualquier sustancia), tanto como un hombre. Aunque a veces ellos se vean expuestos a situaciones de peligro, que callarán eternamente, y los depredadores estarán acechando, para hacer daño a su víctima, sea violándola o matándola. Y cuando te das cuenta sólo puedes maldecir a ese personaje y seguir con la lectura.

“La estructura de este libro siempre fue caleidoscópica. Una historia verdadera es un libro sobre hombres y mujeres, y sobre las políticas de la narración. Desde el principio quise jugar con los distintos tipos de narración para mostrar cómo perfeccionamos y pulimos nuestras historias personales ante los demás y, lo que es más importante, para mostrar las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de exponer esas historias”. 

Cada historia tiene tantas voces como personajes y eso nos ofrece la autora. “Una historia verdadera” es un rumor de una noche. ¿Cómo afecta a una chica lo que cuentan de ella? ¿Bebe y sale con muchos chicos? ¿Pierde el control? Es fácil hablar mal de una mujer e ir más allá y abusar de ella si ha perdido el conocimiento. Justificar la situación ya que ella se puso en peligro por su propia autodestrucción. Kate Reed Petty nos ofrece las distintas caras de una historia y analiza el paso del tiempo. La víctima adolescente es capaz de rehacerse y quien primero la juzga sin escucharla es quien después pierde el control de su vida y se autodestruye. Hablar mal de los demás es demasiado sencillo, nuestras palabras tienen consecuencias, hacen daño, cada uno deberá enfrentarse a sus heridas, el trauma debe salir de dentro de nosotros para no destruirnos, porque lo que sucedió aquella noche y semanas después continuó durante años atormentándoles. 

Una historia verdadera

Síguenos

Share This