UA101349465-1

Auto Sacramental, salto hacia un Nuevo Amanecer.

k

por Sandro Maciá

Nuevo single de Auto Sacramental y Adrián Bremmer.

A mi, fuera ya de esto de la Semana Santa y la elevación suprema hacia los sentimientos más espirituales, un proyecto que se define como cargado de “influencias que van del synth-pop al postpunk y letras cargadas de ironía que retratan el lado oscuro de la historia de España” me conquista. Y me enamora. Y todo lo que quieran pensar.

Pero vamos, que ya con semejante presentación, muy mal tendría que ejecutar luego su declaración de intenciones el artista que nos ocupa esta semana, el anglo-español Jorge Mills, para rompernos el corazón en vez de terminar de conseguir que nos arrodillemos a sus pies con lo que ofrece en Auto Sacramental, proyecto al que hace referencia con las palabras que antes les decía y que, ahora, vuelve a estar en boca de todos cuando, tras el estreno de Cuestión de fe -álbum debut, del 2021-, salta a la palestra nuevamente -o a la pista de baile- con Nuevo amanecer. Y no, ya les digo que mal no ha ejecutado el asunto.

Quizá como adelanto de lo que se trae entre manos, o puede que simplemente como parte de su afán por seguir haciéndonos bailar bajo la invocación postpunk y melódica de oscuros y adictivos pasajes musicales, Nuevo amanecer llega al mundo como un tema de identidad propia que cuenta con la colaboración de Adrián Bremner -vocalista del trío “neo-bakala” VVV [Trippin’ You], habituales incendiadores de escenarios desde que debutaron con su LP “L’ennui” en 2018- y que anima a “no perder la esperanza en un mundo cada vez más violento”, según el autor.

Si, anteriormente, Mills nos sorprendió con el trallazo synth-punk de Sierra Norte, el himno technopop de “Arde” y la balada synth de Vigilia, este nuevo miembro de la familia, este independiente Nuevo amanecer no deja de seguir el camino marcado por las variaciones entre la energía y la melancolía, aunque sí evoluciona hacia un sonido más consistente, más siniestro y propio -entiéndase ahora el hecho de que por primera vez toca la guitarra en una canción-, propicio para la conformación de una atmósfera que nos permite disfrutar la canción desde el prisma bailable pero, también, desde la escucha atenta y conceptual para impregnarnos de unos versos que, ahora, transcurren por temáticas y formas más poéticas y evocadoras.

¿Perdemos literalidad? Bueno, ganamos conceptualismo en realidad, logrando que la evocación del sonido y las letras nos lleven a viajar a través de las notas para poder sentirnos como debemos, para ser, como dice el propio artista, protagonistas de “una elegía a todas aquellas personas que alguna vez han sido víctimas del odio”, así como defensores de “la llamada a no perder la esperanza ante una realidad cada vez más jodida”.

Como ven, fijamos rumbo y seguimos navegando entre los sonidos de Auto Sacramental, evolucionando sin perder el norte, como muestra este single, cuya grabación tuvo lugar en los Estudios Metropol de Madrid, contando con la producción de Adolfo Párraga (VVV, Luz Futuro), responsable del nuevo sonido más oscuro del proyecto.

Auto Sacramental, salto hacia un Nuevo amanecer

Síguenos

Share This