PINCELADAS DE HARMONÍA de José Luis Fernández Juan.

k

por Lara Vesga

 

Harmonía es un enclave idílico por muchos motivos. Se podrían destacar, entre ellos, la inusual belleza de su territorio, su gastronomía y su arte. Pero, sin duda, lo mejor de este peculiar mundo son los lugareños que lo pueblan. Exóticos ya desde su nombre (como ejemplo, Anivderaleva, Atenógenes o Daristóbulo son algunos de los vecinos del lugar) y de aún más exóticas profesiones, conviven en perfecto equilibrio entre la libertad y la fantasía.

Tan importantes son sus habitantes, que Harmonía se va descubriendo a medida que se les va conociendo a ellos. Cada capítulo, cada pincelada, va dedicada a uno o varios de sus vecinos, y la personalidad de cada cuál marca cómo será cada episodio. Como muestra representativa está Druso:
Druso, el típico habitante de Harmonía con el que todos desean estar: sociable, imaginativo, vital, afable, alegre, modesto, honesto, educado y sosegado; muy cortado por el mismo patrón que sus conciudadanos: encantador, como todos. Sí, pero con un carisma especial; como todos.
Las breves pinceladas del libro acaban conformando un hermoso cuadro donde caben temas tan vitales como el arte, la gastronomía, la filosofía, la educación… La ética, la amistad y el amor también tienen cabida en Harmonía, convirtiendo el libro en un cóctel de sabor muy intenso.

Mención especial merecen los diálogos, que de forma delirante y cómica, lanzan perlas de sabiduría que invitan a la reflexión. Y que además son en ocasiones asuntos de rabiosa actualidad:
– ¿La tecnología reemplazará al maestro?
– Jamás. La educación se fundamenta en las relaciones humanas.
Tanto en el fondo como sobre todo en la forma se nota que el autor de Pinceladas de Harmonía es Licenciado en Filología Hispánica y profesor en la ESO y Bachillerato. José Luis Fernández Juan (Valencia) ha lanzado en solo 164 páginas un arsenal de recursos lingüísticos que dan fe de la enorme riqueza del idioma castellano. Juegos de palabras, metáforas, sinestesias, ristras de adjetivos, incluso algún que otro neologismo. La devoción del autor por Ramón Gómez de la Serna se nota también en más de una frase que recuerda a las famosas greguerías del escritor madrileño.

El abundante y a veces inusual vocabulario y la exquisita gramática empleadas hacen que cualquier párrafo seleccionado al azar sea un texto digno de estudiar y analizar con detenimiento. No en vano, una de las aspiraciones del universo creado por José Luis Fernández Juan es poder ser utilizado como herramienta de estudio en la asignatura de Lengua y Literatura Castellana en colegios e institutos de habla hispana.

La lectura de Pinceladas de Harmonía es un reencuentro con el idioma castellano que día a día hablamos, escribimos y leemos, pero cuyo potencial, matices y riqueza lingüística muchas veces se nos escapa.

 

nos encontrarás en

Share This