Ácido fólico de Lidia Herbada

acido-folico

Por María Elena Ayala.

Este libro nos presenta el mundo desde dos bandos aparentemente opuestos, el mundo del ácido fólico y la lactancia a demanda; y el mundo de las relaciones amorosas frustradas y la inmadurez a cuestas. El primero, es el territorio de las mujeres que tienen y marido; el segundo, es el terruño de las” inmaduras” solteras, sin pareja estable y con empleos poco motivacionales. Podríamos hablar también del mundo de la casada versus mundo de la soltera. Dos estados del “ser mujer” en estado puro, cada uno con sus hándicaps, avatares, aventuras y desventuras.

La protagonista del libro es Berta un”ser mujer” correspondiente al bando de las inmaduras viajeras como las describe el libro, donde se nos presenta a su última relación de pareja que resulta ser bastante frustrarte,  su trabajo que no es nada encantador y una vida en busca de la madurez personal. Una protagonista que vive en una continua” lucha” entre sus amigas que ya se pasaron al bando contrario. Un bando que vive por y para el ácido fólico, que habita en los parques infantiles y que ha olvidado un lado o esfera muy importante para ser mujer. Mientras Berta se sumerge en su mundo, se va de vacaciones, trabaja a desgana, y se enamora de un amigo que conoció hace años atrás.

Un continuo viaje por los dos bandos que nos va mostrando la escritora con mucho humor. Un libro que pone la voz en alza para que la mujer nunca olvide su esencia, su razón de ser, de sentir, una lucha por sentir y vivir desde el ser mujer. No solo se es mujer por tener hijos, por tener marido o por tener trabajo. Se es mujer, cuando cada una se encuentra consigo misma y es feliz consigo misma; se es mujer cuando cada una elige su camino desde su ser femenino, desde el corazón, desde su forma de ver el mundo y desde su forma de sentir.

¿Con quién te identificas tú? ¿Con el bando del ácido fólico o con el de las inmaduras viajeras? ¿O solo te identificas con el hecho de ser mujer? ¿O a lo mejor con los dos bandos a la vez? De lo que sí estoy segura es que sea cual fuere tu bando siempre siéntete orgullosa de ser del mejor bando que es el bando de ser mujer.

Como os dije al principio, el libro nos muestra dos bandos aparentemente opuestos ¿verdad? Pues os recomiendo la lectura de Ácido fólico de  para que descubráis que en el fondo nada es lo que parece ser, no hay dos bandos de mujeres tan opuestos.

 

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline