Cristina Hoyos…

k

por Vanessa Díez

Siempre el baile. Salí de la operación moviendo el brazo porque tenía la seguridad de que no me podía morir, de que el baile para mí era vida y que nada me iba a alejar del baile. Mujer de carácter fuerte y determinación que sigue hacia adelante con su arte habiendo superado un cáncer de mama.

A través del documental Cristina Hoyos. Alcanzar el cielo sin subir los hombros se recorre su vida artística antes, durante y después de Antonio Gades. Los ensayos donde prepara la obra de García Lorca Poema del Cante Hondo en el Café de Chinitas y su estreno, en el Teatro Maestranza. Viajamos también al estreno, de la misma obra, en el Teatro Thália, en Budapest. Su lucha por dejar un Museo del Flamenco en Sevilla y que no muera antes que ella.

Hace unos meses la Consejería de Cultura le comunicó que no seguiría al frente del Ballet Flamenco de Andalucía, grupo que ha dirigido durante los últimos siete años. Reconocen su labor, que ha supuesto una enorme proyección internacional del flamenco, la formación y desarrollo profesional de su elenco de bailaores y bailarines y la excelente calidad de las coreografías llevadas a cabo por el Ballet Flamenco de Andalucía. La era de Cristina Hoyos al frente del Ballet Flamenco de Andalucía (BFA) ya es historia. Siempre dijo que se retiraría despacito y a compás, nos sorprenderá con otros proyectos.

Yo actuaba con la quimio puesta… Con coraje. Y el público lo apreciaba. Agradezco la vida. Procuro vivir las cosas con mayor intensidad y saborearlas más. Ya no me preocupa nada el qué dirán, y soy siempre optimista: no pierdo un solo minuto en apesadumbrarme por cosas malas.

nos encontrarás en

Share This