UA101349465-1

El pasado nunca nos olvida de Daniel Jerez

k

por Javier Velasco Martín

El pasado nunca nos olvida de Daniel Jerez

El pasado nunca nos olvida de Daniel Jerez

Los grandes amigos Vidal y Sebastián se convierten en testigos directos del desenterramiento de los restos de un avión de combate, accidentado en un vuelo de exhibición en 1940 en El Prat de Llobregat. Con toda la prensa expectante, el alcalde Ignacio Puente, el inspector Alberto Serras, y el sobrino del piloto como familiar directo de la víctima, Óscar Laucirica, la excavadora iba haciendo sus funciones de apartar grandes montones de arena hasta poder vislumbrar los restos del caza Messerschmitt BF-109. Pero no es eso lo único que aparece. Vidal, responsable técnico del almacén del Sector Aéreo del Prat y Sebastián, periodista deportivo que, debido a la baja de su compañero de sucesos, es enviado a cubrir la noticia, asisten al que será uno de los hechos que marcará un antes y un después en sus vidas ya que, sin saberlo, la excavadora no iba a desenterrar únicamente los restos del caza y del piloto, sino una pila de secretos, misterio y confesiones muy bien guardadas esperando a ser descubiertas por alguien.

A raíz de esto, Vidal comienza a actuar de una manera extremadamente rara hasta que, justo el mismo día que había llamado a Sebastián y se iba a reunir con él para contarle una bomba informativa de algo muy importante que había descubierto relacionado con el caso, aparece muerto en su casa y es su amigo quién lo descubre.

Pero, ¿Qué era aquello que habría descubierto Vidal que supuso el fin de su existencia?

En este momento entra en escena Lorena, agente de la Guardia Urbana. Una antigua compañera del colegio de ambos y muy buena amiga de Vidal que se mudó a Barcelona a vivir pero que visita regularmente El Prat ya que su familia sigue residiendo allí. Es en una de estas visitas cuando se encuentra con Sebastián y descubren lo ocurrido.

Sebastián y Lorena se alían para investigar y vengar la muerte de Vidal. Ambos se ven envueltos en una trama en la que van recopilando información, atando cabos, y llegando poco a poco a la bomba que tenía Vidal entre manos y que nadie quería que saliese a la luz. La investigación los lleva a descubrir, entre otras cosas, el clan de los Mosquitos, compuesto por 4 de los empresarios más influyentes de la localidad pero que nadie sabe a ciencia cierta cómo han conseguido llegar al poder, así como los últimos pasos de Vidal antes de ser asesinado, las visitas inusuales que recibía la madre de Sebastián en el centro en el que estaba debido al Alzheimer que padecía y el origen de una mujer desconocida cuya cara les es muy familiar.

Una historia que nos lleva al pasado de El Prat. Contrabandistas, carabineros y personalidades importantes de varias décadas atrás. Todo esto mezclado con secretos familiares, orígenes enmascarados y luchas de egos que se extiende hasta la actualidad y que tanto Sebastián como Lorena intentarán desenmascarar, pero ¿a qué coste? Lo que está claro es que ambos están dispuestos a hacer lo que sea por llegar al final del asunto . y sacar a relucir todo aquello que van descubriendo.

Tras su inmersión en el mundo de la escritura con una serie de relatos cortos, su primera novela de misterio en el año 2012 y tres títulos más, Daniel Jerez aterriza en la novela negra con ‘El Pasado nunca nos olvida’, una trama ambientada en su lugar de nacimiento, el Prat de Llobregat, donde residió hasta 2006. Psicólogo y experto en Prevención de Riesgos Laborales, a lo que se dedica desde hace años, podemos decir que esta gran novela se convierte en el pistoletazo de salida a una carrera como escritor que, presiento, tendrá una proyección y éxito mundial.

Corrupción, inmoralidad y mentiras. ‘El pasado nunca nos olvida’ es una novela intrépida, cautivadora y adictiva, con un ritmo tan acelerado que no podrás parar de leer. Una historia que deja latente la hipocresía y la lucha de egos con una ambientación local que engancha desde el primer momento.

‘Cuando todo se sustenta en la mentira y el engaño, nada puede salir bien. Al final, las desconfianzas, los miedos, los odios y las sospechas florecen, y solo se necesita un detonante para que todo explote’.

Síguenos

Share This