UA101349465-1

Por María Elena Ayala.

Una vez mas se confirma con este libro la importancia de un entorno sociofamiliar estable para el desarrollo óptimos del ser humano lo cual cobra mas relevancia en el caso de los niños adoptados. Estos niños viven desde la infancia temprana experiencias dolorosas relacionadas con continuas separaciones de los entorno en los que vivien (residencias infantiles, familias de acogida,..). Todas estas experiencias las va interiorizando el niño de manera inconsciente y es asi como va conformandose en él, una vision del mundo y la formacion de patrones de conducta.

Podríamos decir que ningún niño nace con traumas o con conductas de comportamiento “desviadas” de la normalidad sino que a lo largo de las experiencias vividas el niño va aprendiendo una manera de afrontar la vida.

Tres aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de hablar de niños adoptados serian los siguientes:

1º-fata de confianza básica ya que no han tenido un entorno fiable y seguro donde desarrollarse

2º-disociación de sentimientos, son niños que no conectan con las emociones, no empatizan con las personas ni con situaciones concretas, han aprendido a no sentir para poder sobrevivir

3º-pseudoautonomia, evitan a toda cosa sentirse dependientes de alguien o algo ya que esto les puede producir dolor ya que han vivido constantes separaciones dolorosas. Necesitan sentirse independientes y bien lo hacen luchando ante cualquier situacion de la vida o bien se aislan y adoptan una postura de huida o evitacion. Son niños que no se adaptan al entorno social.

Partiendo de estas tres premisas los padres adoptivos se ven abrumados por el comportamiento de su hijo adoptado, pues en muchas ocasiones la conducta del niño no se “ajusta” a lo esperado por la normas de la sociedad. Son niños que estan en una constante lucha de poder para no perder su falsa independencia, viven el ahora no piensan en consecuencias futuras e intentan controlar su entorno a todo costa ya que sus experiencias tempranas de escasa fiabilidad no les hacen confiar en nada ni en nadie. Con el paso de los años( cuando el niño entra en la escuela y en la adolescencia) los conflictos con niños adoptados pueden ir en aumento ya que los padres trasmiten mas normas y limitaciones y esto en los niños adoptivos agrava mas la situacion ya que no confian en nadie y esto les genera mas lucha de poder. Los niños que como hemos dicho anteriormente disocian sus sentimientos no sienten temor a la separacion y les importa muy poco lo que la sociedad pueda pensar de ellos.

Los autores del libro recetan una serie de 10 mandamientos para todos aquellos padres adoptivos que se ven ” a punto del ataque de nervios”. Señalaré algunos:

-Décimo mandamiento:tenga paciencia, paciencia y mas paciencia. No pierda la fe en que tarde o temprano todo saldra bien.

-Noveno mandamiento:independice su identidad y su autoestima de la conducta de su hijo.Protejase de los “arrebatos” sobretodo si suponen acciones destructivas. Prepárese para verse inmerso en una situacion marginal a causa de la conducta de su hijo.

Pues suponemos que muchos padres estarán en muchas oacasiones al punto del ataque de nervios y como bien dicen los autores hay que confiar y pensar que siempre se puede hacer algo, aunque aveces sea diferente de lo que se supone y se espera normalmente.

Share This