UA101349465-1

Por Vanessa Díez.

En su juventud fue cantante de ópera. Una irlandesa en la edad de Oro del cine clásico moderno de Hollywood, reconocida por sus actuaciones de mujer de carácter en varias películas de culto. En 1939, sería la gitana en Esmeralda la Zíngara, película que se llamaría El Jorobado de Notre Dame. Tenía sólo 19 años, fueron sus comienzos. En 1946, se le concede la ciudadanía estadounidense, siendo la primera mujer irlandesa en obtener la nacionalidad americana. Maureen O’Hara fue amiga íntima y de toda la vida de John Wayne y John Ford y también de la actriz Anna Lee. O’Hara y Wayne compartieron muchas películas juntos llegando a creer el público que estaban casados en la vida real. “Wayne fue realmente un verdadero hombre […] denme un hombre como Wayne” (Maureen O’Hara en una entrevista de 1950). La llamarían La Reina del Technicolor.

Tú a Boston y yo a California (1961) fue una de sus últimas películas con unos 40 años, muy bien llevados por cierto, en la que nos ofrece una comedia familiar de enredo en la que todo termina bien, la cual tendría un remake años más tarde con Tú a Londres y yo a California, sería la presentación de Lindsay Lohan. Se retiró en los 70 por el gran amor de su vida, su esposo Charles F. Blair Jr., que murió en 1978 en un accidente. Aunque en los 90 hizo algo de cine y televisión. Fueron 55 películas en sus 60 años de carrera. Sufrió cáncer tres veces y además contrajo diabetes, enfermedades que logró controlar. En 2004 publicó su autobiografía, Ella misma. Vive retirada a sus 91 años.

Share This