UA101349465-1

columpioasesino-g

Vuelve a la carretera El Columpio Asesino

Por Sandro Maciá

Aunque muchos digan que la venganza es un plato que se sirve frío, yo prefiero declararme seguidor de la otra versión del tema, ésa que hace referencia a la decepción y no al sentimiento de contraataque premeditado. Decepcionar, a mi entender, es algo que deja a quien recibe la bofetada mucho más helado que cualquier revancha, por muy inesperada que sea.

Personas, productos, eventos, situaciones… Hay miles de millones de ejemplos de cosas que pueden llevarnos a vernos inmersos en la profundidad de la desilusión. No obstante, evitando que aquel que se pierda en estas líneas acabe abriendo la ventana y saltando al vacío, he de recalcar que, si de algo sirve sufrir una decepción de vez en cuando, es para hacernos valorar lo bueno… aunque sea a posteriori, como les ha pasado –seguro, y quien calle, miente- a los que no terminaban de estar convencidos de la valía de una gran banda del indie nacional, El Columpio Asesino, y que ahora, cuando el grupo ya se empieza a echar de menos en esto del directo, lo añoran como nunca.

Pero, mire usted, que estos llorones sentimentales están de enhorabuena porque, aun después de una gira de más de 100 fechas (repartidas entre España, México y Argentina) y habiendo arrasado en todo certamen “arrasable”, los chicos del Columpio Asesino vuelven en 2014, ¡y con confirmación incluida! Los veremos en el próximo BBK LIVE.

Más conciertos, más festivales. Estos catalanes no se cansan -¡gracias!- y sin haberse parado a disfrutar del éxito cosechado con ‘Diamantes’ (Mushroom Pillow, 2011), que ya es un clásico contemporáneo, se vuelven a enrolar –carretera y manta- en una gira donde los autores de Toro (su hit estrella) demostrarán, seguro, que su historia no se limita a lograr que dicha canción diera lugar a su propio disco de remezclas elaboradas por artistas latinos (Denver, Algodón Egipcio, Disco Ruido, etc.) o que fuera escogida para formar parte de la BSO del film Tengo ganas de ti, sino que su poesía y estilosa desfachatez da para mucho más.

Calificado como un disco “memorable, emocionante y cuyo conjunto de canciones es el más redondo de cuantos han publicado hasta el momento”, según su propio sello discográfico, Mushroom Pillow, su vuelta a los escenarios no es cualquier cosa. Es algo que dará qué hablar y que reafirmará, ante los incrédulos, los logros de la banda, logros como que Toro fue la cuarta canción española más escuchada en Spotify en su semana de salida (con más de un millón plays en YouTube), que han sido ganadores del Premio IMAS en México a Mejor Artista Español o que cuentan entre sus galardones con 5 premios de la Música Independiente (Mejor Grupo Español, Mejor Canción (“Toro”), Disco de Rock, Producción Musical y Mejor Directo).

Así, sí hay ganas de que llegue el 2014.

 

Share This