Barcelona – Buenos Aires – Tatiana Goransky (compiladora).

k

por Rubén Olivares

Barcelona y Buenos Aires cuentan con una extraordinaria tradición literaria, por lo que era inevitable que acabaran hermanadas. En esta obra se nos brinda la oportunidad de explorar los puentes que la literatura ha trazado entre ambas ciudades, separadas por once mil kilómetros y unidas por las historias recopiladas en este volumen. A través de 22 cuentos inéditos conoceremos una Barcelona desconocida al turista que acude a la ciudad, un viaje a través de la visión de un grupo de autores argentinos que pasean a pie de calle, mimetizándose entre sus barrios y confundiéndose con sus habitantes, y, finalizado este viaje por la ciudad condal, nos adentraremos en la capital argentina, la evocada Buenos Aires en la que recorremos sus calles plagadas del eco del evocador tango, las voces de las protestas en pro de una vida mejor y ese hipnótico acento que poseen sus habitantes. Un puente imaginario entre ambas ciudades que traza un lazo más fuerte que aquellos que físicamente podemos establecer, que nos lleva de Barcelona a Buenos Aires montados en las alas de una obra en la que nos adentramos en la cosmovisión de los escritores que decidieron colaborar con este proyecto y que se dejaron arrastrar por su compiladora, Tatiana Goransky, curtida escritora argentina que ha publicado varias novelas, y columnas literarias en diversos periódicos de ámbito internacional y que, tras conocer de primera mano la feria del libro de San Jordi de Barcelona, se animó a publicar un libro que homenajeara a ambas ciudades, la ciudad que la vio crecer y la ciudad que la había acogido, para poner de relieve la riqueza cultural y literaria que ambas ciudades poseen.

En una obra como esta caben todo tipo de historias, desde las más realistas y verosímiles hasta aquellas que se adentran en el imaginario personal de su autor y nos llevan a mundos que rayan con lo onírico y surrealista. El primero relato que abre el libro, Espiral, nos tiende un puente de melancolía y recuerdos a través de la historia que el abuelo de la protagonista le narra, al evocar su vida en un Buenos Aires que dejó atrás hace décadas y que vuelve a su memoria al evocar los recuerdos de amores pasados que, a través de la pátina que el tiempo y la distancia dan a los recuerdos, se sienten como pasiones desaforadas, amores que nos arrebataron un corazón que desde entonces seguimos buscando aunque en realidad sólo fueran otra historia más de pasión. En Dice Scarlett conocemos la historia de un hombre que soñó con ser alguien conquistando a una rutilante estrella de cine de la cual sólo conocemos su nombre, Scarlett, y que es suficiente para que dejemos correr nuestra imaginación y nos dejemos arrastrar por la vengativa historia que ésta traza cuando decide convertir a su amante en un seductor, un imán para otras mujeres, que acabará arrastrado a una vida vacía en la cual no es capaz de distinguir amigos y amores de simples intereses creados. Gracias a Oixagalanga somos conscientes de la importancia que los pequeños placeres tienen para las almas más simples, como visitar el mar, un mar azul en el que dejarnos atrapar y que un hombre no llega a ver al quedar atrapado por su mujer, una mujer con obesidad mórbida que se ha convertido en un pozo negro que devora comida directamente de la nevera y que lucha cada segundo por atrapar un poco de aire entre ronquidos y resoplidos que parecen el preludio de una muerte derivada de una vida de excesos que, paradójicamente, adquirió rodeada del azul mar que su marido evoca constantemente, durante un crucero en el que el buffet libre abrió la puerta a las compensaciones emocionales mediante la comida de aquellos traumas que le atenazaban. Pero quizás sean cuentos como ¿Don de gentes?, Para esta noche, El trueno y la manzana o Invertidos los que mejor evocan la relación que se establece entre las ciudades de origen y las de acogida, pues si siempre es complicado encontrar un trabajo, más lo es cuando nos trasladamos a otro país, y aceptamos trabajos que en el nuestro nos había parecido imposibles de llevar a cabo, mientras añoramos volver a nuestra patria y emplearnos en cualquier lugar, enfermos de nostalgia o simplemente recordamos aquellos años que pasamos en el país de origen y que evocamos a través de una neblina de añoranza y tristeza.

Y así podría seguir analizando los diferentes cuentos y escritores que componen este libro, pues todos los cuentos merecen el tiempo que les dediquemos a leer, ya que todos acabarán dejándonos un poso que nos cambiará un poco. Cuentos que a menudo han tenido un inicio curioso, pues la inspiración puede atraparnos en cualquier momento y que nos pasean por ciudades hermanadas. Coge la maleta y déjate llevar por estas historias.

nos encontrarás en

Share This