Autobioarañazos del gato Murr, de Sarah Kofman
La mayor ambición del gato Murr es ser escritor. Y sobre todo, serlo con el fin de ridiculizar al ser humano, desdibujar las fronteras entre animalidad y humanidad e invertir las jerarquías y el orden establecido. ¿Qué pasaría si el lenguaje escrito, una de las capacidades que nos diferencia a los seres humanos de todos los demás seres vivos, ya no fuera algo exclusivamente nuestro? ¿Qué pasaría si un gato cogiera una pluma y se pusiera a despotricar sobre nosotros?
El gato Murr pone al humano en su sitio a través de una garra mortífera que da como resultado una obra única, diferente a todo, extraordinariamente original. Es precisamente Autobioarañazos del gato Murr, de la filósofa, escritora y profesora universitaria de origen judío Sarah Kofman (París, 1934-1994) un comentario de texto del libro original que cuenta la biografía del gato.
El libro original fue, sorprendentemente, escrito entre 1820 y 1822 por el alemán Ernst T. A. Hoffmann y consiguió dejar traspuesta a una crítica que no supo muy bien por dónde coger esa obra que rompía todos sus esquemas. Opiniones del gato Murr es algo así como un 2×1 de biografías de dos artistas que nada tienen que ver el uno con el otro. Está Murr, un gato burgués y pedante, que se erige como el azote de todos los bípedos. Y también aparece el músico Kreisler, el clásico artista romántico atormentado cuyo nexo de unión con el gato es que el dueño del minino es amigo del músico.
Subversión, sátira, dadaísmo, diversión, incredulidad, hostilidad… “Escribir (para el gato Murr) es apropiarse de un privilegio humano, asestar un duro golpe al narcisismo del hombre…”.
Por si no fuera suficiente revolución el fondo del libro, también la forma en que se escribió no tenía parangón con nada, ni de lejos. Ambas vidas parecen un collage hecho con recortes, por momentos huele hasta a plagio, y se supone que al enviar el gato Murr su obra a la imprenta, se destapa el pastel de que ha utilizado trozos de otro libro, uno que habla sobre el músico Kreisler.
A través de una nueva, bellísima y cuidada edición, en Autobioarañazos del gato Murr Kofman no hace sino una deconstrucción de esa poderosa obra de principios del siglo XIX, una disección completa y meticulosa a través de comentarios sagaces que invitan a la reflexión. El libro es una vuelta de tuerca que tiene un poco de crítica literaria, otro poco de filosofía del lenguaje, una dosis de interpretación textual y finalmente, también es pura creación. Es un planteamiento de la escritura como reflexión de textos literarios anteriores, una línea de trabajo muy interesante y tan fresca e inédita como la obra de Hoffmann que comenta.

Share This