Nadie duerme, de Barbijaputa.

k

por Lara Vesga

Una serie de asesinatos han tenido lugar en Eare en los últimos meses. Las víctimas tienen algo en común. Son expresidiarios que fueron condenados por violencia de género, por violaciones, por abusos, por matar a sus parejas o incluso a sus hijos. Sin embargo, nadie parece haberse percatado de estas coincidencias. Ni siquiera el nuevo partido de ultraderecha que gobierna el país, el TOTUM, más preocupado por establecer cada vez más políticas de represión contra sus habitantes, especialmente contra las mujeres.

Pero todo cambia cuando aparece muerto de un tiro en la cabeza un juez. Pero no uno cualquiera, sino el encargado de haber liberado a decenas de presos condenados por violencia contra las mujeres mucho antes de que se hubiera cumplido su condena. Y, además, uno de los más fervientes seguidores del nuevo régimen.

Es entonces cuando el Frente Feminista Revolucionario envía un comunicado a los medios de comunicación para reivindicar este y los demás asesinatos. Pero ni con esas consigue la policía tener ni el más mínimo dato ni pista del grupo terrorista. Tanto ellos como el gobierno van como pollos sin cabeza, entre otras cosas porque dan por hecho que los miembros de la banda son hombres. Y no podrían estar más equivocados…

Búho, Alondra, Mirlo, Águila, Cuervo… El FFR está compuesto por mujeres que utilizan seudónimos de aves y que comparten un pasado oscuro con un denominador común: algún hombre que destrozó sus vidas. Ahora, unidas y organizadas escrupulosamente por células repartidas por todo el país, se dedican a combatir al TOTUM para revertir la situación de opresión al género femenino. Para ello harán todo lo que sea necesario. Cualquier cosa, incluso sus propias vidas, están por debajo de la causa por la que luchan.

“Nadie duerme” es una distopía feminista que se sucede a un ritmo vertiginoso escrita por Barbijaputa, seudónimo de una escritora, columnista y famosa tuitera española que mantiene oculta su identidad y cuyo avatar es una Barbie con cuernos, rabo y tridente de demonio. Escrita a modo de diferentes monólogos interiores, nos ofrece sobre todo el punto de vista y la historia de Búho, una joven en la veintena que ha ingresado en el FFR después de que su padre asesinara a su madre tras años de malos tratos tanto a ella como a Búho y a su hermana mayor. En la banda no lo saben, pero más que la causa feminista es el odio a su padre lo que hace que Búho empuñe el arma y lo que puede que la termine llevando a la perdición.

Otras tramas de interés como su cómplice relación con Águila, la jefa de su célula, y sus compañeras de piso Mirlo y Alondra, así como sus recuerdos de niñez, sus temores, sus dudas sobre la banda y sus recelos sobre algunas compañeras completan la novela de forma excelente. Y es imposible soltar el libro durante las últimas cien páginas, cuando la previsión de un último atentado puede cambiarlo todo para siempre. Para bien o para mal.

nos encontrarás en

Share This