Señora de ana Belén rivero.

k

por Adrian López Cases

Ana Belén Rivero nos presenta Señora una cómica a la par que trágica novela gráfica al más puro estilo de un cómic.  Los treintañeros actuales nos hemos encontrado ante una crisis y un mundo real muy diferente del que nos quisieron vender en la escuela nuestros profesores y padres. Incapaces de prever una situación que se alarga en el tiempo y que, casi diez años después, los veinteañeros además lo tienen aún más complicado. Sea por la situación familiar, personal, profesional o política que nos toca vivir. Este libro nos presenta muchas y variopintas escenas.

Dedicado a su abuela, persona que la crió y fue muy importante en su desarrollo. Compartiendo así con ella alguna de sus manías y formas de ser. Algo que me parece muchas mujeres de determinada edad comparten con nuestra autora. Al menos a mi me recuerda a las vivencias que mi mujer me cuenta con tanta pasión.

El relato me recordó a cuando de pequeño una rabieta me libraba de ir a clase. O cuando mi abuela preparaba la merienda y sentados frente a la chimenea de una vieja casa con leñero pasaban las horas intentando relatar las sensaciones humanas de una mujer desde su más tierna infancia. Desde cuando todo es maravilloso hasta cuando llegan los balonazos, refiriéndose así a los malos momentos vividos que son parados por los padres o familiares siendo un infante.

Hasta cuando haces la declaración de la Renta por primera vez y todo te parece catastrófico y no hay nadie que te cubra.

No teniendo muchas frases en su interior me parecen acertadas y profundas. Una de las mas interesantes es “La vida no debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar a salvo”, completada con una imagen de una partida de ajedrez contra la muerte.

El capítulo de la muerte que parece muy importante en la vida de la señora se resuelve muy bien con una escena de sofá,  cine y palomitas (con poca sal que es mala). En resumidas cuentas quieren hacernos ver que aunque sea algo imparable en la vida y llegará por más cremas,  alimentación, deportes y vitaminas que tomemos no podemos vivir obsesionados y tenemos que tratar de ser lo más felices que podamos con lo que tenemos. 

En la adolescencia se empieza a remarcar breve y concisamente (Hoy y siempre es un buen día para follar). No se puede decir mucho más.  Buenas ilustraciones, explicado con palabras que todos puedan entender. No te machaca con las malas vivencias que pasa la mujer en su vida, algo que no se puede negar, te saca la sonrisa y alimenta la curiosidad. Recomendado para mujeres de todas las edades tanto como para hombres.

Nacemos felices sin ninguna preocupación. Vivimos aprendiendo, acumulando heridas en el interior. Durante una breve época todo nos supera y al final nada es tan grave. La vida es una sucesión de vivencias que nos hacen grandes y pequeños cuando debemos serlo.

Ana Belén Rivero en este libro trata la experiencia vital muy alegremente y con toques siniestros cuando son necesarios.

nos encontrarás en

Share This