UA101349465-1

El baile de las locas de Victoria Mas. 

k

por Gemma Juan Giner

“El Baile de las Locas” , novela ganadora del Premio Renaudot des Lycéens en 2019, es un homenaje al valor de las mujeres. La historia ocurre en el París de finales del siglo XIX, cuando el papel de la mujer estaba firmemente establecido por unas convenciones sociales marcadas por los hombres. Cualquiera que se las saltara o se atreviera a pronunciar una opinión diferente en voz alta, era internada en el Hospital de la Salpêtrière. Y para una parisina no existía peor destino que el sudeste de la capital, donde estaba situado el hospital que, básicamente, acogía todo lo que París no sabía manejar: enfermos y mujeres.

Para la sociedad parisina, este hospital estaba considerado como un vertedero de mujeres que ponían en peligro el orden social. Un asilo para aquellas cuya sensibilidad no respondía a lo esperado. Una cárcel para las culpables de tener una opinión, porque la realidad es que a muchas de ellas las encerraban de manera injusta por estar, simplemente, adelantadas a su época.

El hospital, dirigido por el doctor Jean-Martin Charcot, acogía a enfermas mentales, calificadas en su mayoría como histéricas o epilépticas. Pero la realidad es que a finales del siglo XIX poco se sabía aún de neurología y los experimentos con las pacientes eran en algunos casos extremos.

La trama es realmente apasionante y atractiva para el lector, ya que la autora, Victoria Mas, ha conseguido que entremos de lleno en ese hospital y sintamos el ambiente que allí se respira. Los personajes están muy bien definidos y consigues empatizar muy rápido con ellos.

En el hospital conoceremos a Louise y a Eugénie, dos jóvenes que han sido abandonadas a su suerte y que se encuentran bajo la supervisión de Geneviève. Ambas quieren escapar de ese lugar al que han sido llevadas sin motivo aparente. Y por otro lado, tenemos al doctor Charcot, que existió y fue un pionero en la hipnosis, que no tiene escrúpulos a la hora de experimentar con ellas sus avances en hipnosis y mostrarlo públicamente a todo aquel que quiera acudir a verlo como si de una obra de teatro se tratase.

Pero la sociedad de aquella época era aún más hipócrita que ahora si cabe. Esas mismas gentes que encerraban a una mujer en el manicomio por ser diferente, tildándola de loca, son las que se vestían con sus mejores galas para acudir al baile anual en la Salpêtrière, donde las principales protagonistas eran las locas. La alta sociedad acudía para saciar su curiosidad, para ver a las locas disfrazadas y burlarse de ellas, esperando con morbo el momento en el que una de ellas tuviera un ataque o convulsionara.

En aquella época, ser mujer era muy difícil. Y si destacabas por algo que pudiera suponer una vergüenza para la familia, acababas derecha en el manicomio. El Hospital de la Salpêtrière estaba lleno de mujeres mentalmente sanas, era como una cárcel donde iban a parar las mujeres que se desviaban del papel que se les había designado.

Pero, ¿dónde queda la razón y cuándo empieza la locura?, ¿no estamos todos un poco locos? Al leer esta novela me venían muchas preguntas sin respuesta y otras con muchas respuestas claras. Es cierto que se ha evolucionado muchísimo en el mundo de la Psicología y la Psiquiatría, pero nos sigue faltando humanidad.

Sin ninguna duda, El Baile de las Locas es una ópera prima de la joven autora francesa Victoria Mas, merecedora de excelentes críticas y del premio anteriormente mencionado.

Una cruel realidad, una mirada desgarrada y certera de la historia de tres mujeres, tres locas, que, según esos criterios, muchas de nosotras también lo estaríamos.

 

El baile de las locas

Síguenos

Share This