¿Puede prestarme su pistola, porfavor? de Lorenza Mazzetti.

k

por Vanessa Díez

Cuántas mujeres no han sacrificado su inteligencia por un poco de cariño. Ser mujer e intelectual no ha sido bien asumido en otras épocas. Incluso se consideraba un inconveniente. ¿Cómo gustar a un hombre si ella le superaba en ingenio? Dejarse cuidar como una niña que se refugia en el calor del hogar esperando el regreso del hombre cazador que es el que trae el sustento. Él lucha contra las fieras, mientras ella está bajo el calor de las mantas a salvo. Sumisa lo recibe y no le replica, sólo espera para recibir de él el cariño prometido, aunque entre sus abrazos le suelte algún estúpida de por medio para mantenerla bajo su yugo. Y poco a poco ella se pierde y desaparece.

Lorenza Mazzetti en “¿Puede prestarme su pistola por favor?” nos dispara desde la primera página “Hoy he matado a mi padre” para continuar con un párrafo sobre el parricidio. Matar al padre es la forma que tenía Freud de referirse al momento en que dejamos de depender de nuestros padres. Los asesinatos familiares que Penny quiere cometer son varios, pues se interponen entre ella y su libertad. No contenta con eso la autora nos habla de revolución. Durante toda la obra veremos afirmaciones del tipo “Es imprescindible dinamitar esta sociedad de mierda”. Además da una vuelta de tuerca con el concepto de alienación de Marx “que yo haya estado condicionada desde el principio por toda la educación recibida”, así Penny debatirá consigo misma sobre si su conciencia ha sido manipulada o es libre para decidir. Y verá que los demás “no son conscientes de su alienación “.

Penny es como Alicia en el País de las Maravillas, realiza su viaje, hablándonos de su lucha por la libertad y su choque con la realidad. Tiempo complejo para mujeres libres. Los peligros la acechan y cae en las garras del maltrato aunque quería volar, pero los vacíos emocionales por cubrir son muchos y volver a ser una niña adormece el dolor del alma herida y calla esas voces que no la dejan de noche. Va encontrándose con hombres que la tratan como una niña intentando que vuelva al camino del bien o la retan con sus propias ideas de mujer liberada para conseguir sexo, verá a su padre reflejado en muchos de ellos y con el hambre y el frío dará la razón a su padre.

También existen referencias a los cuentos y principalmente a la religión, atea de día y creyente de noche cuando llegan los miedos, nuestra protagonista lucha con sus contradicciones por desprenderse de la educación católica que convertía a la mujer en un ser sumiso, obediente y lleno de culpa que no alzaba la voz y permanecía en casa. Una mujer era buena madre y esposa, Penny lucha contra esa imposición pero cae también. Quiere ayudar a las masas oprimidas para despertarles, sobre todo a la mujer. “La sociedad capitalista es paternalista por excelencia y discriminatoria en su confrontación con las mujeres”. “En una sociedad revolucionaria no se daría nunca más la opresión de la mujer por parte de los hombres”. “La mujer, desde hace siglos, ha sido la esclava del hombre y de que ésa es su condición natural”.

Lorenza Mazzetti es una autora lúcida e instruida. “Con rabia” tenía fuerza pero esta novela lleva el deseo de libertad hacia la utopía ¿será alguna vez la mujer libre? ¿cuánto nos marca la infancia? ¿se puede una desprender de todo?

Esta es una lectura para beber con calma y degustar a sorbos. Esta autora ya se cuestionaba en los años cincuenta muchas de las cosas que la mujer de hoy no ha conseguido.

nos encontrarás en

Share This