EL AMOR SEGÚN MAFALDA de Quino

k

por Ana Olivares

«Ya que amarnos los unos a los otros no resulta, ¿por qué no probamos amarnos los otros a los unos?» 

¿Quién no conoce a Mafalda y sus amigos? ¿Os acordáis de los dibujos que hicieron de Snoopy en los que aparecía ella? Resulta imposible olvidar a este personaje femenino creado por Quino que ha marcado a diferentes generaciones –y lo que le queda-. Mafalda es una niña de unos seis años que cuestiona el mundo que le rodea, desde una mente privilegiada y un ingenioso humor irónico. Y qué mejor forma que recordar el carácter filosófico y feminista de Mafalda, quien junto a sus amigos van a hablar del tema del Amor en todas sus formas y variantes posibles. Ya que cómo bien nos explica su nota editorial: El amor de un niño es mucho más grande de lo que nos dicen. Por eso no sólo hablaremos de la amistad, compasión, empatía y solidaridad, sino del amor propio, del amor al prójimo y sobre todo, del amor a las pequeñas cosas de la vida.

Cómo un viaje al pasado me sumerjo entre las viñetas de Quino. En blanco y negro, a dos tiradas por páginas y organizadas en cuatro viñetas, sin florituras, directamente nos sumerge en la raíz de la cuestión que se aborda en cada una. En la primera página ya me estoy riendo y no puedo dejar de avanzar, sus aventuras cotidianas son increíblemente adictivas, te hacen reflexionar mientras sonríes, y por supuesto, dejan huella en cualquiera. Y es que no sólo Mafalda, nuestra filósofa, heroína y feminista protagonista nos cautiva, pues su amigos, cómo cualquier niño, se concentran en sus sueños y aspiraciones sin entender muy bien en ocasiones la necesidad vital de ésta por decir la verdad o reaccionar de forma implacable ante lo que ella no considera moralmente aceptable. Los clichés femeninos los encontramos en su amiga Susanita; las personalidades más características y mordaces las representan Manolito y Libertad; mientras que la ternura de Guille, Miguelito o Felipe nos atrapan. Y luego, la eterna Mafalda cómo eje central, un verdadero fenómeno mundial que encierra sabiduría en cada bocadillo.

Tenemos claros ejemplos actuales que podemos interpretar cómo homólogos de Mafalda, en general ésta ha inspirado cientos de personajes femeninos empoderados, coherentes e inteligentes que todavía piensan que un mundo mejor es posible. Cómo Lisa Simpson, con un carácter menos firme pero acorde a las inquietudes de nuestra heroína por excelencia. Sin embargo, cómo las comparaciones nunca son buenas, me quedo con la crítica de un gran escritor y personaje relevante del siglo XX para describir quién es Mafalda y qué impacto ha tenido en nuestra sociedad: <<No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí. >> Julio Cortázar.

Todos sabéis quien es Quino (Joaquín Salvador Lavado) el gran humorista gráfico argentino que se hizo famoso en España con Mafalda y su colaboración en el periódico El Mundo, entre 1965 y 1967, y pronto publicó sus primeros libros, pese a que en nuestro país se calificó como lectura de adultos. A partir de 1970 la editorial Lumen comenzó a editar los libros de Mafalda, y hasta día de hoy continúan haciéndolo para conmemorar la huella de este autor.

Yo no esperaría a sumergirme entre sus viñetas y disfrutar de las aventuras de Mafalda, donde encontraremos verdaderas joyas de humor convertidas en lecciones de vida. Y es que un personaje que nació en los años sesenta, y que a día de hoy continúe siendo un referente mundial gracias a la genialidad de su autor, es una razón de peso para tenerla en casa.

 

 

EL AMOR SEGÚN MAFALDA de Quino

Síguenos

Share This