Entrañas de Danele Sarriugarte Mochales

k

por Lara Vesga

Este libro parece escrito desde el mismísimo fondo del título que le da nombre. Y ese mismo título se le remueve al lector desde la primera página, a través de un torrente de pensamientos y situaciones que se van hilando sin fin y con las que uno se siente identificado irremediablemente.

Danele Sarriugarte Mochales (Elgoibar, Gipuzkoa, 1989) ha expuesto en Entrañas, como si del mostrador de una casquería se tratara, las vísceras y partes más oscuras del interior del ser humano, esas que preferimos ignorar, esas que nos incomodan. Que nos asquean. Sarriugarte las saca a la luz y nos obliga a mirarlas de frente en su novela.
El monólogo interior de una mujer joven de Euskadi va rescatando y analizando sus relaciones de pareja, el sexo, la familia, los amigos… Disecciona todo sin tapujos. No hay cortapisas para esta chica para quien las relaciones sexuales sin amor, el alcohol y las drogas son su hábitat natural. Al menos hasta que Z apareció en su vida y consiguió convertirla en una monógama heterosexual más o menos al uso. Pero él ahora se ha marchado del piso donde convivían y tan solo ha dejado una carta que ella prefiere no leer porque ya sabe qué va a decir.

Este hecho, esta ruptura, esta sacudida a los cimientos que supone siempre, para bien o para mal, un fracaso sentimental, da el pistoletazo de salida al libro y servirá como una especie de hilo conductor hasta el final. Entre medias, se desgranan recuerdos de la vida universitaria, de las fiestas que acababan en casas de desconocidos, de las resacas monumentales, de las relaciones tóxicas que perduran a lo largo del tiempo y de las que a veces parece imposible desprenderse, de las apetencias sexuales y de los desengaños amorosos que se curan a base de gintonic.
Hay también muchas referencias culturales vascas. Se mencionan grupos de música locales, escritores euskaldunes, tradiciones como el poteo y otras muchas alusiones y letras de canciones que se explican y traducen muy oportunamente en un glosario de términos que se encuentra al final del libro.

Situada sobre todo entre Vitoria y Bilbao, y traducida al castellano del euskera, Entrañas presenta también la cotidianidad de los jóvenes de esta región, desmitificando esa leyenda de que allí no se liga y es misión casi imposible tener sexo. Pues no, no es cierto ni lo uno, ni lo otro. Y si no os lo creéis leed, leed.

Síguenos

Share This