UA101349465-1

La ciudad de la furia de Ernesto Mallo. 

k

por Lara Vesga

Es abrir por la primera página La ciudad de la furia e inmediatamente sentir que una se está adentrando de lleno en la jungla. En esta historia hay criminales, políticos corruptos, mandamases con una vida secreta y muy turbia y rateros dispuestos a matar por el mínimo botín.

La novela transcurre en Buenos Aires, pero en realidad podría tratarse de cualquier otra ciudad de Occidente. Pegada a la más reciente actualidad, la historia nos habla de un mundo en el que los efectos de la pandemia han hecho demasiada mella y la consecuente recesión económica ha arrojado a millones de personas a la pobreza, lo que provoca que muchas decisiones del día a día las tomen llevados por la más pura desesperación.

El guionista, periodista y dramaturgo Ernesto Mallo (La Plata, 1948) nos entrega un libro inquietante en el que nunca se baja la guardia. En La ciudad de la furia o pisas o te pisan, la presión insoportable de lo que está por llegar se siente a cada momento y el odio se respira en cada línea. La caja de Pandora se abre cuando aparece muerto el hijo de un millonario en uno de los barrios más degradados de la ciudad. El fiscal encargado de la investigación, Diego Saralegui, se verá obligado a salir de su tranquilo despacho para moverse en el mundo del hampa, aunque custodiado por Capitán, un inspector al que la gente respeta y teme a partes iguales.

La lucha de los ricos contra los pobres, la excusa de la pandemia para recortar libertades sociales, la recesión, el hambre, la corrupción y la represión policial llevan a la enfurecida ciudad, un personaje clave más de la novela, a reclamar ya no justicia, sino directamente sangre.

La ciudad de la furia de Ernesto Mallo

Síguenos

Share This