UA101349465-1

¿MATERNIYÁ? de Marta Piedra. 

k

por Ana Olivares

¿Ya o no? 

Materniyá es una novela gráfica que responde a ese momento crucial por el que pasamos muchas mujeres cuándo iniciamos la treintena y nos planteamos si queremos ser madres. La cuestión da bastante miedo, ya que aunque nosotras estemos en otra cosa, más bien en un sinfín de metas que nos hemos propuesto, nuestro reloj biológico no se detiene convirtiéndose en una fatídica cuenta atrás a ciertas edades. Cómo dice Marta Piedra, el dilema está servido.

No sabéis lo identificadas que os vais a sentir muchas mujeres con la cuestión principal que aquí se aborda. Siempre en tono de humor y con imágenes de lo más irónicas e icónicas que nos transportarán al mundo de Creta Vinagreta, donde Ce (su cerebro) y Gina (su vagina), son tan parlanchinas que la volverán aún más loca de lo que ya está. Aunque se trata de una locura muy saludable que nos sacará más de una carcajada con sus discusiones. Todo comienza en el cumpleaños de Creta Vinagreta, con un regalo súper especial que le hacen sus amigas y que la anima a rememorar una conversación de cama que tuvo con su pareja y que le afecta sobremanera. Ya tiene treinta años (o treinta y tantos) y está en esa etapa crucial de su vida en la que tiene que decidir si quiere ser madre antes de que su reloj biológico le impida poder tomarla. Tic-tac, tic-tac… ¿ella quiere ser madre? ¿Es el momento de serlo? ¿Está preparada para ello? ¿Qué pasa si en realidad decide no ser madre nunca? Millones de mujeres se plantean o se han planteado esta cuestión en algún momento de sus vidas, ya que tarde o temprano saben que perderán la posibilidad de poder elegir. También se trata de una bomba arrojadiza, ya que nuestro entorno más cercano y hasta el desconocido, nos van a bombardear con infinitud de mensajes contradictorios que cómo mujer te tendrás que pasar por los ovarios, ya que realmente la que decide eres tú. Con lo que sí nos quedamos es con la reunión de Maris, aquí es donde encontramos variedad de pensamientos y consejos muy buenos que ayudarán a Creta a vislumbrar el futuro de este quebradero de cabeza que tanta ansiedad e idas de bola le están ocasionando…y ¿a quién no le asusta esta decisión?

Creta Vinagreta es una cabrona –no sólo lo digo yo, también su autora- ya que decide mantener bajo privacidad el resultado de su aventura (no más para no estropear la trama). Pero se la perdonamos, ya que no es el auténtico “quid” de la cuestión. Lo importante en esta divertidísima novela gráfica es el recorrido que ha tenido que hacer para decidir si quiere ser madre o no antes de que se le pase el arroz. Y es que se trata de una elección que puede ser buena o mala –según cómo se mire- pero con la que cargaremos el resto de nuestras vidas y para la que tampoco nos han preparado, ni existe un manual de instrucciones que seguir. Parece un plan magistral, ya que la Naturaleza nunca irá a la par de nuestros deseos, vida social o metas marcadas de antemano.

Todo depende de las circunstancias de cada una, de cada mujer joven que se empieza a preocupar por este hecho tratando de lidiar con las imposiciones sociales y las presiones del entorno para cerciorarse, al menos, de que esta decisión sólo depende de ella, de su cerebro y de su coño.

Me he sentido muy identificada con la novela, quizá porque yo ya estoy en la mitad de la treintena y acabé con la misma conclusión de su amigui más chic. Sin embargo, quiero aportar una nueva vuelta de tuerca a la cuestión principal que aquí se aborda, ¿Si Creta no tuviese pareja “estable”, se habría planteado igualmente ser madre soltera?

En realidad el tema nos da para una saga completa, por lo que de momento, esperaré con emoción lo próximo de Marta Piedra para que nos ilumine con su humor y su peculiar forma de entender el mundo. Lo que sí os garantizo es humor cotidiano, historias que aparentemente no tienen mucho que decir, y sin embargo, tienen mucho que contar.

¿MATERNIYÁ? de Marta Piedra

Síguenos

Share This