Las cosas que me salvaron la vida de Sty Quesada.

k

por Adrian López Cases

Hoy hablamos de “Las cosas que me salvaron la vida” de Esty Quesada ilustrado por José Luis Algar. De entrada nos encontramos una portada muy llamativa, fantasmas de películas no famosas, aunque sus protagonistas si han sido emblemas en su género. Músicos y gánster de la talla de Kurt Cobain. Sin remilgos, palabras bonitas y un texto basado en la vida que le dio el cine y la música. 

“Si piensas que soy un ente que te habla a través de este libro y te da cague, que sepas que estoy en bragas en mi sofá”. Ya anunciando spoilers y que le da igual hacerlos. Esperamos música, cine y sexo en esta ilustración. Más que una gran descripción general nos hace referencia a su aprendizaje vital a través del cine. 

El cubo le enseñó lo poco que sabía. Aunque le resulte didáctica en algunas escenas. 
Por contra parte Hedwig and the Angry Inch
también cine. Pero esta vez el musical de una mujer transgénero del este de Alemania ambientada en el glam de los 70.

Ya tenemos cine y música. Llega Thirteen para la última referencia que a título personal esperaba. Sexo entre menores, drogas alcohol y auto lesiones. Estas son algunas de las cosas que se pueden encontrar dentro de este film. Encontramos algo de auto promoción “sutil” en su interior de alguna que la autora hizo. Explicando en su interior la manera de buscarla y verla. Todo esto para hacer referencia a los oscuros deseos que se pueden sentir cuando uno no sabe nada, sexualmente hablando, pero si que lo quiere todo sobre el infecto colchón.

Solo hago referencia a alguno de los film que se mencionan. Parece que todo gira entorno a que ser perfecto es un puto coñazo y que la vida sería muy muermo sin misterios,  intriga, amor, sexo, una dosis de gamberrismo, un leve coqueteo con las drogas …

Las personas que lloramos la muerte de Nirvana y el grunge o como cuando,en mi caso particular, ves por primera vez Sid y Nancy, autobiografía destructiva sobre la vida de Sid vicious y Nancy Spungen después de un primer concierto de Sex Pistols en un bar de mala muerte donde solo pueden interpretar su canción God save the Queen (Dios salve a la reina) salen a botellazos y puñetazos de aquel local. La vida de Sid se ve envuelta en sexo, drogas, alcohol y al final muerte. Y siendo jóvenes vemos atractiva esa vida y secretamente anhelamos ser como ellos y tener ese final. Aunque seamos sensatos y no lo hagamos la imperfección da chispa a la vida.

Muy lejos de ser un libro autobiográfico o no, ser una locura leerlo con saltos continuos en las páginas y los relatos,  es una lectura muy interesante. Para mi nostálgica. De amor/odio. Porque en la misma frase podrás amar u odiar a la autora. Salidas de tono que la hace diferente o especial. Un libro que a todos los que nos llamaron “frikis” en algún momento de nuestra vida nos llamará la atención y seguro que buscamos la serie para saber más.

 

nos encontrarás en

Share This