Doctor Engel, nunca es tarde para decir basta de ELENA GARCÍA.

k

por Susana Flores García

Una historia cargada de realidad.

Esta vez os traigo una novela muy dura, sensible, escrita con mucha delicadeza y tratando un tema de lo más escabroso. La lacra de la violencia de género por desgracia la vemos día a día y es necesario que en libros tan al alcance de gente joven se hable de ello, este es uno de los motivos por el que esta novela me ha enganchado, tener como protagonista una mujer maltratada me ha erizado la piel, me ha desgarrado el alma y he llorado sintiendo el miedo de Natalia.

Natalia es una joven de veinticinco años que vive con su pareja Mario, un animal que desde hace un par de años le da palizas sin ningún tipo de compasión, una noche tras una de ellas Natalia termina en el hospital con varios moretones, dos costillas fracturadas y un brazo roto. Con semejante paliza encima, ella aún le defiende. Mario lleva años maltratándola psicológicamente, metiéndole en la cabeza que no vale nada y hasta ahora con tener cerveza fría en la nevera y estar dormida cuando él llega a casa después de correrse alguna juerga se asegura de llevar solo unas cuantas marcas al día siguiente. Pero esta vez no es así y termina inconsciente en urgencias, el doctor Engel es el médico que la atiende, tiene claro que su novio le pega y va hacer todo lo posible por ayudarla.

Cuando Natalia despierta corrobora la historia que Mario ha dado cuando han llegado: se ha caído por las escaleras cuando iba con la compra. Como las fracturas pintan feas la citan para el día siguiente, quieren hacerle varias pruebas y ver si consiguen que ella confiese lo que le ha pasado. Al llegar a casa, Natalia recibe otra paliza y las marcas que deja en su cuello son incompatibles con una simple caída y ahí empieza todo. Engel es incapaz de dejarla en manos de ese animal, la ayuda, la protege y poco a poco empiezan a despertar sentimientos en él que nunca había sentido.

A lo largo de la trama veremos cómo Natalia poco a poco va creciendo, sale del agujero donde un día estuvo encerrada y no está dispuesta a volver a él, a Mario lo busca la policía ya que en varias ocasiones intenta acabar con su vida y con la de quién la separa de él. Por otro lado, Engel vive sus propias luchas, lleva a cuestas un pasado tormentoso, algo que lo marcó para siempre siendo un niño y tiene que luchar con todas sus fuerzas para ganarle la partida a sus demonios.

También vamos a conocer a varios personajes, la familia de Natalia que vive ajena al infierno que está soportando, Laura su mejor amiga sabe que algo va mal, ya no se ven tanto como antes y Natalia siempre le pone alguna excusa para quedar. Alex es amigo de Engel y también su hombre de confianza, el será un punto clave en la historia, uno de esos personajes de los que siempre quieres saber más y al que le coges un enorme cariño. Por otro lado, conoceremos a Erika una exnovia de Engel y Manuel, recepcionista del hotel que el doctor posee.

Como una novela romántica-erótica, conoceremos los entresijos de una peculiar pareja, los dos están destruidos y tendrán que ayudarse mutuamente para conseguir salir a flote. En cuanto a las escenas de sexo, me han parecido cortas y poco detalladas, pero con una trama tan intensa y dolorosa, la realidad que envuelve la historia hace que sean perfectas.

Después de terminarlo en tan solo dos días puedo decir que es una historia preciosa, de dolor y superación, donde además dan visibilidad a un problema latente en la sociedad y donde la escritora consigue que lo vivas en primera persona dejando un claro mensaje:

“Necesitas ser consciente de que estás durmiendo con tu futuro asesino.
Sálvate, sólo tú puedes hacerlo”

nos encontrarás en

Share This