UA101349465-1

Las hijas del mar de Rafael González Millán

k

por Lara Vesga

Las hijas del mar de Rafael González Millán

Las hijas del mar de Rafael González Millán

Tras seis años de autoexilio, Lucca regresa al lugar donde conoció y perdió al amor de su vida. La enigmática Tania apareció en su vida para ponerla patas arriba y dinamitar su matrimonio. Sin embargo, cuando la relación tan solo se encontraba en sus primeros compases, la muchacha apareció muerta en unas extrañas circunstancias.

Hasta ahora no había reunido las fuerzas para enfrentarse a la verdad de lo que sucedió, pero tras enterarse de la reapertura del hotel donde conoció a Tania, Lucca decide regresar para enfrentarse de una vez por todas a los fantasmas del pasado.

Rafael González Millán (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 1963), firma una novela de suspense trepidante que seremos incapaces de dejar de lado una vez comenzada su lectura. Como su protagonista Lucca, nos veremos arrojados a la misión de llegar hasta el final de los hechos, que mezclan lo real y lo sobrenatural dando como resultado una bella historia de amor y dolor que nos traerá a la mente en parte a aquellos amores malditos que pueblan las páginas de Carlos Ruiz Zafón.

Escrita durante la pandemia y publicada por Ediciones Doce Calles, Las hijas del mar combina novela negra, romanticismo y fantasía. Entre líneas podemos percibir también el libro como un tributo al mar, a la tierra natal del autor y a las mujeres. Para González Millán, “esta alusión continua al océano pretende ser también una celebración de la feminidad, en la más pura tradición marinera”. No en vano, aunque el protagonista es un hombre, quienes mandan en la trama son mujeres.

Las hijas del mar supone el salto a la novela del autor, quien ya había publicado la obra coral Tormenta y el libro de relatos El chico pájaro y otros cuentos. Jugando con el contraste geográfico del sur y el norte de España y bamboleándonos con misteriosos giros, González Millán consigue que lleguemos al final de la novela con la lengua fuera, solo para encontrarnos con un inesperado bombazo en sus últimas líneas que hará que nos quedemos congelados en el sitio.

Síguenos

Share This